Decorar el patio interior
Tener un patio interior es un auténtico lujo para dar un poco de luz, color y aire fresco a tu hogar. Precisamente por eso, si eres de los pocos afortunados que tiene uno de estos en casa debes hacer todo lo posible por aprovechar al máximo el espacio.

¿Cómo? A continuación te contamos algunos trucos para sacar partido a tu patio interior, un lugar ideal para relajarte o para disfrutar con familia o amigos.

Lo primero es plantearse qué posibilidades físicas tiene nuestro espacio exterior y también qué esperamos conseguir de él para escoger los muebles, los elementos naturales y la decoración que más se acerque a nuestros gustos.

Decorar el patio interior
Toma medidas y haz tu pequeño croquis teniendo en cuenta también los espacios de más luz. ¿Por qué importa la luz solar? Especialmente porque será útil para encontrar la mejor ubicación para las plantas y árboles así como para saber dónde colocar algunos muebles.

Con las medidas reales en la mano comienza a plantear los elementos que te gustaría tener en el espacio en función de las actividades que quieras llevar a cabo en él: puede ser sencillamente ornamental o decorativo, aunque también podría ser ideal para crear tu rincón de relax o una zona de reunión para la familia.

Mientras que en el primer caso podríamos basarnos en la decoración con plantas en función de algún estilo decorativo (andaluz, oriental, chill-out, etc.) en los otros dos casos deberíamos dar cabida también a algunos muebles.

En este sentido, si quieres hacer de él un lugar para relajarte puedes colocar una hamaca colgante o una tumbona acompañada por una mesita, pero si prefieres crear un lugar donde llevar la vida social lo mejor es colocar una mesa acompañada por varias sillas, por ejemplo.

Si no quieres que el sol se haga incómodo para las personas en estas zonas puedes colocar sobre ellas algunas telas, un toldo o un gran parasol, por ejemplo.