Decorar espacios abuhardillados
Al igual que ocurre en otros campos, la decoración de interiores es un mundo que ha progresado a pasos de gigante en los últimos años. Hubo un tiempo en el que disponer de una buhardilla era tener un lugar que servía, con mayor o menor orden, de almacenamiento. Puede que este hecho ocurriera por ser estancias de pequeñas dimensiones, de altura reducida y formas caprichosas, pero en la actualidad, puedes aprovechar al máximo cada milímetro y sorprenderte con la cantidad de posibilidades que te ofrece la carpintería a medida para estos espacios.

Por lo general, estas construcciones suelen traer consigo una ventana a modo de velux, lo que facilita la entrada de la luz, lo que es una gran ventaja para eliminar la sensación de ahogo que te puede producir el techo tan bajo. Del mismo modo, independientemente de los tonos que elijas para decorar paredes y mobiliario, el blanco suele ser el color por excelencia para los techos, contribuyendo también a esa sensación de amplitud y luminosidad.

Decorar espacios abuhardillados
A partir de ahí, puedes aprovechar la buhardilla para crear un dormitorio, algo que le encantará a los más jóvenes de la casa, dada la sensación de libertad e independencia que les otorga. Pero no sólo un dormitorio es posible, ya que cada vez es más fácil encontrar empresas que te hagan los muebles a medida que necesitas para otorgar la calidez y funcionalidad que una pequeña sala de estar puede llegar a tener en un espacio tan reducido.

Un pequeño rincón donde poder aislarte de la monotonía diaria, un lugar en el que crear tu propio espacio de lectura, descanso y ocio. Las buhardillas de hoy son rincones acogedores que te permiten desconectar y tener un lugar donde relajarse sola o en compañía, pero siempre con un ambiente cálido, íntimo y confortable. Imagina tu propio rincón, diséñalo a tu gusto y disfrútalo, es una maravilla.