Decorar espacios sin ventanas
La luz natural es uno de los elementos más importantes para la decoración del hogar: eso es algo que nos has escuchado repetir por activa y por pasiva en la mayoría de los artículos de Interiorismos.

Sin embargo, son muchos los hogares que por la distribución del propio apartamento o del edificio en general han tenido que prescindir de las ventanas y por tanto también de la luz natural en alguna de sus estancias… ¿Qué hay entonces de la decoración? Tranquila, porque existen muchas maneras de abrir e iluminar los espacios visualmente incluso cuando faltan las fuentes de luz exterior.

Decorar espacios sin ventanas
La cuestión de base es sin duda alguna el color, y es que será la clave para que la estancia adquiera mayor o menor espacio visual: los tonos más recomendados son los blancos neutros y más en general los colores claritos, pues como probablemente también nos hayas oído repetir mil y una veces son grandes aliados para multiplicar la luz y de este modo agrandar visualmente las estancias. No obstante, los tonos cálidos como el naranja, rojo o amarillo en sus versiones suaves también son muy recomendables tanto para alguna de las paredes (combinada con el resto en otros más claritos) como para los sofás o algunos elementos decorativos secundarios.

Decorar espacios sin ventanas
Los muebles oscuros pueden servirnos para crear un falso juego de sombras, pues el contraste que genera con los tonos cálidos del resto de la estancia creará un efecto visual similar al de los ambientes con ventanas.

En cuanto a la iluminación, nuestro consejo es que utilices bombillas de luz clara en apliques bastante pegados al techo (distribuirán mayor cantidad de luz hacia la estancia) y que los ubiques en los lugares clave que hayas meditado según las características y formas de tu habitación. Coloca también algún que otro espejo de forma estratégica con el fin de que la luz artificial pueda distribuirse más y mejor en el espacio.

Para acabar, recuerda que no es para nada recomendable sobrecargar la habitación con un exceso de muebles u ornamentos.