Decorar la habitación de invitadosSon muchos los hogares que acostumbran a recibir invitados durante todo el año y que, por tanto, deben acomodar alguna de sus estancias para que éstos puedan sentirse como en casa.

Sin embargo, el hecho de no ser una de las estancias principales para nuestro disfrute personal hace que, a pesar de querer decorarla y acondicionarla perfectamente, no queramos hacer una inversión demasiado alta en ella.

Como cualquier otra habitación, la estancia debe tener una decoración armónica que no combine simplemente los retales sobrantes, sino que tenga personalidad propia para que los visitantes no piensen que les alojamos en un lugar cualquiera.

Por eso es importante cuidar todos los detalles, siempre teniendo en cuenta que cada uno de tus huéspedes será diferente y que no podrás personalizar la decoración a cada uno de ellos; busca estancias sencillas, acogedoras y sobre todo cómodas.

Decorar la habitación de invitados
Lo primero es decidir los tonos de la pared, que en este caso puedes escoger con total libertad: recuerda que los cálidos crean espacios acogedores y que los fríos como el azul invitan al descanso. Eso sí, siempre es mejor que busques las paredes lisas (sin estucados) y que las decores de alguna manera: con papel pintado en la pared del cabezal, con algún vinilo en la misma o con un cuadro sobre la cama.

Como no sabemos quién nos visitará, lo mejor es colocar dos camas individuales separadas por una mesita de noche: si vienen dos personas que no son pareja podrán dormir por separado, y si lo son también podrán juntar ambas camas para crear una de matrimonio.

El último elemento de los imprescindibles es el armario, que dado que los invitados sólo estarán unos días no tiene por qué ser demasiado grande.

Los ornamentos debes ser sencillos pero a la vez dar algo de personalidad a la estancia. Busca textiles lisos o de estampados originales y coloridos (cortinas, sábanas, colchas, cojines…) que combinen con los colores y la estética de la estancia.

Una televisión dará intimidad a los huéspedes y un poco de independencia, por lo que si hay alguna que no vayas a utilizar puedes colocarla en esta habitación; es un detalle que valorarán.