Decorar la pared con fotomurales
Si te apetece renovar el aspecto de tu salón, quieres darle a tu dormitorio un toque diferente o te apetece cambiar de aires tu oficina, ¿por qué no pruebas con los fotomurales para paredes? Sin duda, conseguirás resultados espectaculares, aunque también es verdad que deberás escoger la imagen con detenimiento, ya que funcionará como un potente polo de atracción de la mirada.

Los fotomurales son reproducciones de una pintura o una fotografía, generalmente de gran tamaño, fijados sobre un papel que se coloca en el área de una pared. ¿Quieres saber más acerca de esta tendencia en aumento?

Tipos de fotomurales

En el mercado encontrarás fotomurales de diferentes clases, aunque en general se dividen en dos tipos: los estándar, que se adhieren a la pared mediante un pegamento especial a aplicar en el propio papel; y los que cuentan con una base textil en el papel y que se colocan fijando la cola sobre la pared.

Decorar la pared con fotomurales

Dónde colocarlo

Puedes colocar un fotomural de diferentes maneras, aunque si no quieres que destaque demasiado o tu casa es pequeña, lo mejor es que reduzcas su espacio a una simple columna o a una puerta. Por otro lado, una pared estrecha también puede dar mucho juego a la hora de utilizar los fotomurales.

Lo normal es ubicarlos en salones y dormitorios, aunque cualquier lugar del hogar puede ser bueno para colocar un fotomural: cocinas, pasillos, despachos, habitaciones infantiles…

Decorar la pared con fotomurales

Diseños

Por supuesto, diseños los hay para todos los gustos y para todas las estancias. Por ejemplo, en las habitaciones infantiles quedarán geniales fotomurales de gran colorido o con las temáticas preferidas de los pequeños de la casa: dibujos animados, animales, naturaleza, princesas y cuentos de hadas… Por otro lado, en una oficina puede quedar ideal una vibrante estampa urbana o un paisaje tranquilizante, al igual que en el dormitorio. Además, puedes optar por fotomurales realizados a partir de tus propias fotografías.

¿Te animas con esta tendencia decorativa?