Decorar las paredes con piedra
Si quieres decorar tu hogar con un estilo rústico pero no se te ocurra nada, quizá es porque no has pensado en materiales tan clásicos como la madera o ¡la piedra! Así es, la piedra puede ofrecerte una decoración de diferentes estilos y tendrás que adaptarlos a tu hogar. La piedra es ideal para un estilo rústico, para un estilo zen e incluso para las decoraciones más tradicionales.

Unas paredes con piedra te ayudarán a conseguir mucha personalidad en tu hogar, pero deberás tener algunas consideraciones en cuenta para poder lograr que quede muy bien y que además sea ideal en tu hogar. La piedra puede crear un gran impacto en la decoración y lo mejor de todo es que es un material resistente y natural, ideal para cualquier hogar, sea más grande o pequeño.

Paredes de piedra para exteriores e interiores

Las paredes de piedra se suelen asociar a espacios exteriores para potenciar el contacto con la naturaleza, además, el hecho de que este material sea muy resistente y duradero lo hace perfecto para el exterior del hogar, donde los cambios climáticos pueden afectar y dañar otro tipo de materiales. Pero las paredes de piedra también pueden ser perfectas para la decoración en el interior de un hogar. Puedes ser ideal para un salón, un recibidor, un salón… tú decides. Una pared con piedra puede ser una pared de acento excelente.

Decorar las paredes con piedra

El tamaño de la estancia

Aunque las paredes de piedra pueden ser ideales para cualquier estancia de cualquier tamaño, es necesario tener algunas cosas en cuenta. Por ejemplo, si decides ponerla en una estancia que no es muy grande, lo mejor que pudes hacer es escoger una tonalidad de piedra que sea clara para potenciar la luz de la estancia y para que no se vea la estancia demasiado pequeña. En el caso que no tengas en cuenta este punto, es posible que con la piedra sólo consigas empequeñecer la estancia.

En caso de que la estancia sea algo más grande o con un tamaño considerable, entonces tendrás más oportunidades con la piedra porque tendrás más posibilidades decorativas. Podrás escoger el tono de piedra que más te guste y que mejor encaje con la decoración y tonalidades de la estancia escogida.

La textura de la piedra

La textura de la piedra normalmente es rugosa, por lo que es necesario que tengas en cuenta esto a la hora de incorporarlo en tu decoración. Aunque es cierto que en el mercado actual puedes encontrar texturas que compitan con la rugosidad natural de la piedra, pudiendo optar por algunas más lisas y con un aspecto más fino y suave.

Decorar las paredes con piedra

Un estilo vintage

Como te he comentado más arriba, este estilo decorativo puede ser ideal para un estilo decorativo moderno, zen, rústico, pero también puede ir muy bien en un estilo moderno e incluso minimalista. Pero si te paras a pensar bien, una pared de piedra también se puede asociar a un estilo decorativo vintage, sobre todo si decoras de este modo las paredes de comedores, salones o estancias de descanso. Es como si estuvieras en una casa antigua de campo, ¡sólo te faltaría asomarte por la ventana y ver verdes praderas! ¡La sensación sería increíble!

Resistente y duradero

Si hay algo que realmente me gusta de decorar las paredes con piedras es la resistencia que te ofrece en el tiempo. No importa el tiempo que pase que esa pared seguirá intacta años y años, y el mantenimiento será mínimo. La piedra es natural y no es necesario que tengas que estar limpiando o encargándote de su mantenimiento de forma regular.

Decorar las paredes con piedra
¿Qué te parece la idea de decorar las paredes con piedras?