Decorar las paredes sin hacer agujeros
Ya sea porque no somos demasiado manitas que digamos o porque en nuestro contrato de alquiler se estipula que no podemos hacer este tipo de cambios en las paredes, hacer agujeros en la pared para decorar con algunos ornamentos es algo que a muchos ni siquiera se os puede pasar por la cabeza.

Pues tranquilos, porque podéis ser igualmente originales en la decoración de vuestro hogar sin necesidad de hacer uso de la taladradora. ¿Te gustaría saber cómo? Presta atención a las ideas que hoy te traemos, ¡alguna de ellas seguro te convence!

La primera de las ideas es la más fácil de todas, y es que ni siquiera tendrás que colgar nada sobre la pared: La idea es utilizar algunos de los muebles de media o alta altura para apoyar sobre ella algunos cuadros o espejos de modo que den un toque de personalidad a la estancia de una forma moderna y original. Sí, porque esta idea está a la última… ¡Nuestras abuelas pensarían que están pendientes de ser colgados!

No obstante, hay quién prefiere que la ornamentación forme parte del espacio y no que parezca una prolongación del mueble. En este sentido hemos pensado varias ideas prácticas:

Decorar las paredes sin hacer agujeros
– Stickers y vinilos: Son esas pegatinas decorativas para decorar cualquiera de las paredes de tu hogar sin una gran inversión de tiempo ni dinero. Además son muy fáciles de poner y quitar y puedes encontrarlos en un montón de diseños distintos.

Decorar las paredes sin hacer agujeros
– Espejos: Seguro que has visto en más de un dormitorio, recibidor o salón una monísima combinación de pequeños espejos sin marco con las mismas formas (rectangulares, cuadrados, redondos, etc.). Pues bien, estos espejitos pueden ir colgados con una cinta adhesiva de doble cara, que soportará sin dificultades su ligero peso.

Decorar las paredes sin hacer agujeros
– Cuadros: Si te gusta la opción decorativa para paredes más tradicional escoge algunos ligeros y pequeños bastidores (lienzos sobre una base de madera cubierta) sin marco y cuélgalos con velcro, masilla adhesiva o colgadores de pega sobre tus paredes. Como con los espejos, lo mejor es realizar una combinación de varias piezas.

Paneles de tela: Aunque deberás hacer tu mismo los paneles de tela, son una de las opciones más originales y creativas de todas. Lo único que debes hacer el colgar una cuerda de la varilla superior del panel y colgarla sobre un ganchito enganchado a la pared mediante un sistema de pega.