Decorar los dormitorios infantiles para compartir
Cuando se tiene una vivienda grande y con numerosos dormitorios no suele ser necesario que los niños compartan habitación a no ser que sean ellos mismos quienes decidan hacerlo. Pero en la actualidad la realidad es que los hogares no suelen ser muy amplios y dependiendo del número de hijos de las familias, siempre suele tocar que algún niño o niña tenga que compartir el dormitorio con su hermano o hermana por falta de espacio.

No es algo negativo y además se pueden conseguir grandes resultados si se tienen en cuenta algunos detalles en la decoración como por ejemplo; ahorrar el máximo espacio posible para poder dar amplitud a la estancia, optimizar el lugar, escoger los colores acertados, etc. También existe la posibilidad que sean niños y niñas quienes tengan que compartir dormitorio y en este caso también resulta primordial que sientan un espacio del dormitorio como suyo sin perder de vista la decoración y el estilo general del dormitorio.

Decorar el dormitorio para dos niños o dos niñas

Cuando la decoración es para dos niños o dos niñas, es decir la habitación la compartirán pequeños del mismo género se tendrán que tener en cuenta los gustos de ambos o ambas e intentar unificarlo en la decoración. Por ejemplo el color de las paredes será adecuado escoger un color neutro o combinar varios colores que queden bien. Pueden ser los niños o las niñas quienes decidan un color para decorar todo el dormitorio o para combinarlo con otro.

Después resulta muy importante que en la zona de cada niño o niña puedan decorarlo según sus gustos y preferencias, por este motivo tendrán que tener el espacio dividido para que puedan encontrar sus rincones y su intimidad.

Decorar los dormitorios infantiles para compartir

Decorar el dormitorio para un niño y una niña

Si el dormitorio está destinado a un niño y a una niña como en el caso anterior también será necesario tener en cuenta los gustos e intereses de cada uno para que puedan sentir su zona como suyo. Además otra idea es que cada uno escoja un color (que combine) para pintar cada rincón y además mantener separados cada rincón del mobiliario para que cada uno tenga su lugar con su propio espacio.

Lo importante en ambos casos cuando los niños o niñas comparten dormitorio es que puedan tener su espacio personalizado para que encuentren en un lugar compartido su intimidad y su refugio personal.