Decorar la mesa del comedor para una cena romántica
Cuando tienes que preparar una cena en tu casa y vas a tener invitados, no solo debes preocuparte de que el menú te quede delicioso, la decoración de la mesa cobra vital importancia en ocasiones así. Tanto si es para muchas personas como en pareja, hay muchas cosas que puedes hacer para darle un toque muy especial, con elegancia y romanticismo pero sin perder la sencillez.

Con unos cuantos detalles por aquí y por allá, puedes conseguir resultados realmente espectaculares, y la verdad es que una mesa bien decorada hace que cualquier cena sea mucho más especial. Sigue leyendo y descubrirás las claves para que puedas decorarla de forma perfecta según la ocasión.

Decorar la mesa

Tipo de mesa

Decorar la mesa del comedor para una cena romántica
Si tienes la posibilidad de elegir el tipo de mesa, lo recomendable es que sea redonda si se trata de una cena romántica, ya que aporta intimidad y acercamiento. Si es una cena familiar, puede ser también rectangular o cuadrada.

Mantelería

Decorar la mesa del comedor para una cena romántica
Pon un mantel sencillo y decóralo con unos cuantos pétalos de rosas, añadiendo también un par de velas, pero en una zona en la que no vayan a entorpecer vuestra comunicación visual ni contacto real. Dobla las servilletas de manera especial, como por ejemplo con forma de flor, es perfecto para una noche romántica.

Iluminación

Decorar la mesa del comedor para una cena romántica
Es otro factor muy importante que debes tener en cuenta, quizás el que más para darle a la velada la intimidad que se merece. Además de encender las velas que has puesto para decorar, es muy buena idea también colocar un aplique o punto de luz pequeño en la estancia. Si no puedes, otra excelente alternativa es una lámpara de pie con regulador de intensidad, así te aportará la luz deseada en cada momento.

Pequeños detalles

Decorar la mesa del comedor para una cena romántica
Los pequeños detalles son indispensables para lograr un conjunto realmente llamativo y acorde a la ocasión. Un ramo de flores en un lado de la mesa queda muy bonito, situado de manera que no entorpezca vuestro campo visual ni físico. Por último, el agua aporta muy buenas sensaciones, por lo que un elemento decorativo que la contenga es la guinda perfecta. Por ejemplo, una vela de las que se ponen en agua, aunque en realidad también puede valer el jarrón de las flores ya que ya la contiene.

Fotos de mesas decoradas