Decorar paredes en dormitorios de chica
Decorar las paredes de la habitación no es una decisión fácil, más aún cuando queremos que la ornamentación de las mismas sirva para crear un espacio en el que se perciba nuestra personalidad y estilo en todos los rincones.

Por si en el proceso de decoración de tu estancia te has quedado sin ideas para tus paredes, aquí te dejamos unas propuestas de lo más interesantes. ¡Echa un vistazo y escoge la tuya!

- Espejos: Además de una ser una pieza súper decorativa para la estancia es de lo más práctica, ¿qué chica no se mira al espejo antes de salir de casa?

Decorar paredes en dormitorios de chica
- Fotografías: Puedes enmarcarlas o bien colocarlas sueltas por la pared. En el primer caso, una gran idea es escoger fotos de distintos tamaños, enmarcarlas en molduras de distintos colores y diseños y colgarlas a modo de mosaico en la pared.

Si no puedes o no quieres gastar más de la cuenta, colgar en la pared unas coquetas cuerdas o tiras con pequeñas pincitas o clips resultará una idea realmente decorativa y original.

- Vinilos o stickers: Las pegatinas decorativas para superficies lisas son uno de los recursos decorativos más fáciles y económicos de todos. Además, encontrarás una amplísima variedad de modelos, estilos, formas y colores en el mercado de muchas marcas distintas.

- Fotomurales o papel pintado: Más complicada que la propuesta anterior, los fotomurales dan un toque de lo más moderno y decorativo a tu estancia. Si quieres dar un toque sin sobrecargar el ambiente, utilízalo sobre una sola pared combinado con los tonos del resto de la habitación.

- Bolitas de crochet: Si eres una fan del crochet animate a hacer un montón de bolitas de colores para colgar sobre tu pared. ¡Una idea original donde las haya!

Decorar paredes en dormitorios de chica
- Pinzas gigantes: Es una de las ideas más originales para tu pared y además también una de las más económicas puesto que podrás decorarlas tú misma. Compra algunas pinzas de gran tamaño (las pequeñas también sirven), decórala a tu gusto y luego pégalas sobre la pared para poder colgar de ellas aquellas fotos o documentos de especial importancia para ti.

- Cestitas: Pon un par de alcayatas o clavos en la pared de tu habitación y cuelga un par de pequeñas cestitas de mimbre en algún color que combine con el resto de la decoración. Además de decorar podrás almacenar tus complementos y accesorios… ¡Es una solución dos en uno!

- Cuadros: Hemos dejado para el final el recurso más tradicional, pues los cuadros siempre van a estar ahí cuando no te convenzan el resto de ideas decorativas.