Cómo decorar un piso recién comprado al banco
Mucha gente opta por comprar pisos a los bancos ya que son más económicos que de otra manera al tratarse de viviendas que no han sido pagadas por sus primeros dueños y el banco se ha quedado con la hipoteca. En algunos casos, salen a subasta y es así una de las mejores formas para conseguir un piso por un buen precio, especialmente en zonas en las que normalmente son más caros.

Los pisos de bancos son inmuebles procedentes de las entidades bancarias españolas. Durante los años de la crisis han ido acumulando stock que ahora venden a precios muchas veces de derribo (incluso a mitad de precio): pisos, casas, locales, parkings, despachos, solares, etc.

Hoy me gustaría darte una serie de consejos para decorar un piso recién comprado al banco, con los cuales seguro que lo puedes poner en las mejores condiciones en muy poco tiempo. Además, intentaré que sea de manera que no tengas que invertir mucho y así ahorrarte un dinerillo.

¿Qué hay en el piso?

Es importante hacer un repaso de lo que hay en el piso para saber lo que puedes aprovechar y lo que no, especialmente si conserva algunos muebles de sus anteriores dueños. Para poder organizar bien la decoración es imprescindible tener este aspecto claro. Lo que no quieras puedes revenderlo, regalarlo o donarlo, lo que creas más conveniente.

Cómo decorar un piso recién comprado al banco

¿Por dónde empezar?

Limpieza: es lo primero que hay que hacer al llegar a una casa, tanto si la has comprado como alquilado. Por mucho que se vea limpia, es recomendable hacerlo nosotros mismos para asegurarnos de que está impecable y en las mejores condiciones para vivir en ella.

– Prioridades: el dormitorio es la estancia más importante de la casa, por lo que debes empezar por aquí a la hora de decorarla. Es mejor tener una cama para dormir que un sofá para ver la tele, así que prioriza. Ve habitación por habitación, analizando qué quieres en cada una para poder establecer un presupuesto y organizar tus compras. Si ya tienes los muebles de tu anterior vivienda, visualiza para saber si te sirven o si deberás hacer cambios.

– Compras: cuando tenemos una casa entera que decorar solemos volvernos locos con las compras, y eso hace que caigamos en el error de comprarlo todo a la vez. No es necesario que salgamos a la calle y en una mañana compremos todos los muebles, todos los electrodomésticos y todos los elementos decorativos. Ve con calma, organízate y compra poco a poco para saber que todo va encajando bien.

– Contrastes: otro error que cometemos al comprar un piso y empezar a decorarlo es pensar que todo tiene que ir a juego, y no tiene que ser así. Los contrastes son necesarios para que cualquier estancia se vea perfecta, y gracias a ellos tendrás mucha más libertad a la hora de decorar. Esto lo puedes seguir también en los estilos, combina varios y verás que el efecto es espectacular.

– Personalidad: uno de los aspectos más importantes que debemos tener en cuenta a la hora de decorar nuestro hogar es que debe reflejar nuestra personalidad, la de todos los que vivimos en él. Asegúrate de que hay detalles que os representen a todos, tanto adultos como niños.

Como ves, decorar un piso recién comprado al banco no es difícil, si te sabes organizar podrás sacarle mucho partido. ¿Conoces algún consejito más que pueda ayudar? ¡Compártelo con nosotros!