Decorar con tendencias que vuelven del pasado
Hay personas que piensan que cuando una tendencia pasa de moda nunca más volverá a ser noticia en los hogares, pero nada más lejos de la realidad, hay tendencias que aunque pasen de moda, después con el tiempo vuelven con más fuerza. Y es que realmente las tendencias las marcamos las personas, son nuestros gustos y nuestras personalidades las que deciden si una tendencia está lista para volver al ruedo o si es mejor dejarla atrás por un tiempo más.

Normalmente antes o después todas las tendencias vuelven por lo que las tendencias no tienen fin. Hoy quiero hablarte sobre algunas tendencias que hoy en día vuelven a estar de moda porque son ideales para cualquier época. Además, si eres una persona creativa y con buen gusto estoy convencida de que son tendencias que se quedarán contigo bastante tiempo.

Azul y blanco

El azul y blanco en la decoración estuvo de moda algún tiempo gracias a cuando estuvo de moda el estilo marinero en las estancias. Era el azul y el blanco como una combinación fresca que ha durado generaciones, después empezó a desaparecer por otras combinaciones con blanco más modernas, y ahora vuelve de nuevo como parte de una decoración más ecléctica. Sin duda estos dos colores pueden ser una gran combinación para cualquier estancia de la casa.

Decorar con tendencias que vuelven del pasado

Usar latón en la decoración

Quizá se echas la mirada hacia atrás te encuentres algún recuerdo en casa de tu abuela con espejos con marcos de latón o incluso algunas cerraduras o pomos de las puertas. Después parecía que el latón había sido olvidado para siempre. Pero ahora, el latón (conocido como el primo del oro) ha superado en uso a otros materiales como el metal. De nuevo se pueden ver en grifos, marcos de espejos o cuadros y accesorios. Aunque tiene un aspecto algo retro, merece la pena disfrutarlo, es elegante y económico.

El color naranja

El color naranja fue un color muy utilizado en los años 60 y 70, realmente fue un tono muy popular en el diseño de interiores. Después, el naranja se quedó un poco olvidado y ahora está de vuelta y además con mucha fuerza. El naranja además de ser un color ideal para accesorios y complementos también se usa para pintar paredes y en muebles como sofás. Sin duda es un color lleno de alegría que si lo combinas con blancos, verdes pasteles o marrones claritos puede crear una sensación de confort muy agradable. La madera y las textura natural también son ideales para este color tan enérgico.

Decorar con tendencias que vuelven del pasado

Macramé

El macramé personalmente nunca debería haber pasado de moda porque es genial. En los años 60 y 70 al igual que el color naranja tuvo su momento de esplendor y después desapareció un tiempo. Pero hoy en día volvemos a ver este tejido anudado en cuerdas como algo estupendo para colocar en jardineras colgantes, textiles, joyería… se pueden confeccionar elementos decorativos o lo que tu imaginación quiera conseguir.

Los colores en tonalidades pastel

Los colores en tonalidades pastel fueron muy populares en los años 70 y 80 pero después desaparecieron. Afortunadamente estos colores han vuelto a entrar en el mundo decorativo no sólo para habitaciones infantiles, sino también para las zonas de juego de los niños, salones, dormitorios de adultos, cuartos de baño, cocinas… en definitiva, son colores que bien combinados pueden encajar perfectamente en cualquier estancia de la casa. Los colores en tonalidades pastel son ideales para que las estancias se vean más grandes, que la luz se reparta mejor y poder tener una gran sensación de paz y serenidad.

Decorar con tendencias que vuelven del pasado
¿Cuál de todas estas tendencias te gusta más para poder disfrutar de nuevo en tu hogar? Si conoces alguna otra que quieras compartir, ¡no dudes en dejarnos un comentario!