Decorar tu dormitorio con una cuna pequeña
Cuando se es padre por primera vez se suele pensar en la decoración del dormitorio del bebé para que quede todo preparado en su llegada ya que cuidarle será la máxima prioridad desde el momento en que nazca. Pero a veces se deja de lado un aspecto importante que tendrá que tenerse en cuenta: la cuna pequeña, moisés o minicuna que tendrá que utilizar el bebé en sus primeros meses de vida. Normalmente esta minicuna va situada en la habitación de los padres puesto que el pequeño necesitará la máxima atención.

Las minicunas son ideales para que el pequeño se sienta acogido en una cuna que le otorgará comodidad y confort. En el momento de escoger la minicuna se tendrá que tener en cuenta varios aspectos: además de la comodidad del bebé también la decoración de la estancia para que encaje, el color y el modelo de la cuna pequeña. Pero ¿cómo decorar el dormitorio con la cuna pequeña mientras tengáis que tenerla en la habitación?

Escoge el modelo acertado

Si tienes un dormitorio con un estilo minimalista queda claro que una cuna con un estilo rústico o retro quedará descartada directamente. Por este motivo deberás escoger el modelo de minicuna o cuna pequeña que se adapte a la decoración, a los colores y a vuestra forma de vivir.

Práctica

La cuna cuanto más práctica más fácil te hará la vida en estos primeros meses de vida de tu pequeño dentro de tu dormitorio. Deberás buscar un modelo estable y que aporte calma y serenidad. Además si eliges un modelo que tenga una estructura con cajones o aspectos más funcionales sin duda lo agradecerás.

Decorar tu dormitorio con una cuna pequeña
Aunque no existe una cuna perfecta sí que existirá aquella que mejor se adapte a ti y a tu estilo de vida, además al ser pequeña su funcionalidad es enorme. Existen cunas tan pequeñas que además de darle un sentimiento de cobijo a tu pequeño podrán ser trasladadas de un lugar a otro sin esfuerzo, además de poder colocarse justo en el lado de la cama de los padres para poder atender al bebé siempre que lo requiera.

El cambio

Pasados los primeros meses del pequeño se deberá cambiar al bebé a otra cuna algo más amplia y grande porque empezará a crecer rápidamente con lo que la cuna pequeña de recién nacido se quedará atrás. Por eso hay padres que deciden colocar al bebé directamente en una cuna de tamaño normal, aunque empezar con una minicuna es lo adecuado puesto que siempre le dará más recogimiento al pequeño y sentirá mayor bienestar.