Decorar un apartamento muy reducido
En ocasiones hemos hablado de lo reducido de la mayoría de los pisos de nueva construcción, y hago mención, especialmente, a lo poco que miden las estancias en que está dividida la vivienda. En el caso de hoy, hablaré concretamente, de un apartamento, un lugar que ya ha sido creado desde un principio para ocupar lo mínimo.

Por lo general, este tipo de viviendas cuentan con 3 zonas estancias divididas por tabiques: un dormitorio, un cuarto de baño, y por último, el área destinada a cocina y estar. Si tiene más divisiones ya podíamos estar hablando de un piso pequeño, y no de un apartamento, que sí es el caso de hoy.

El apartamento que he recogido en esta fotografía es, quizá más de lo habitual, de medidas muy reducidas, pero está muy bien aprovechado, orientado, y decorado con gran gusto, modernidad y funcionalidad, premisas que siempre debe cumplir, junto con la luminosidad y el alcanzar un ambiente confortable, que también las tiene.

Podrás observar que la cocina podría definirse como “diminuta”, pero eso sí, su peculiar distribución le permite disfrutar de todo lo imprescindible que necesitas, sirviéndose de alacenas superiores e inferiores donde también se recogerán electrodomésticos como la cocina, frigorífico, etc.; llegando a disponer, incluso, de una cómoda barra con 4 taburetes.

La espalda de uno de esos muebles-alacena, con una notable separación en su zona intermedia, hace de muro divisor entre la mini-cocina y la sala de estar. Una sala cuyas medidas, no llegando a ser estándar, no son exageradamente reducidas, gracias al espacio que le “roba” a la cocina.

Detalle curioso la orientación del televisor, que puede ser visto desde la propia sala, desde la abertura de la cocina, y desde la mesa del ordenador, una mesa, esta última, que también se ha colocado de un modo estratégico para integrarse en la sala, sin pertenecer del todo a ella.