Decorar un dormitorio en negro y plateado
Desde hace unos años, el color negro se está utilizando cada vez más en la decoración del hogar, apartando así el concepto que de él se tenía en épocas anteriores. Un color que durante mucho tiempo se relacionaba con opacidad y falta de luminosidad, llegando a decir algunas personas que en una casa quedaba deprimente o incluso siniestro. Esto no tiene por qué ocurrir si sabes utilizarlo en su justa medida.

Lo que es innegable es que el negro es un color que confiere una gran elegancia, así como también es facilísimo de combinar con cualquier otra tonalidad. Los diseños de dormitorios más actuales lo están combinando ahora mismo con el plateado, una mezcla que juega mucho con los contrastes y que impide esa sensación de oscuridad que antes ofrecía. Un juego cromático que podrás aplicar en revestimientos, mobiliario y un sinfín de complementos.

Decorar un dormitorio en negro y plateado
Tal y como decía al comienzo, la clave está en la proporción. En la primera fotografía puedes ver que el negro es el encargado de enmarcar las zonas que han sido diseñadas para lucir en gris plata. Un conjunto que no se ve recargado gracias a que suelo y paredes se han decorado en blanco. Del mismo modo, los complementos se reparten ese trío de colores formado por negro, plateado y gris. En la segunda fotografía, podrás observar que ese juego cromático se presenta a la inversa para mostrarte otra forma de decorar un dormitorio en negro y plateado.

Decorar un dormitorio en negro y plateado
Esta propuesta de color está de última moda, y prueba de ello es la última imagen. En ella puedes ver un moderno cabecero tapizado en capitoné plateado al que podrás acompañar de múltiples posibilidades tanto en mesillas de noche, como en cómodas y armarios. La decoración negro y plata se impone, y podrás aplicarla también en tu dormitorio, pudiendo lograr con ella un ambiente acogedor que también te invite al descanso, tal y como suele ocurrir con colores más claros.