Decorar un dormitorio sencillo, moderno y elegante
Pocos dichos son tan ciertos como el que reza “Menos es más”, que por supuesto también puede aplicarse a la decoración del hogar. Lejos de complicarnos la vida, hay propuestas decorativas que son muy atractivas, y que gozan de gran elegancia, sencillez y modernidad.

Un claro ejemplo de ello es el dormitorio principal que veremos hoy, un conjunto que llama la atención de manera global, pero que no destaca por ningún detalle en concreto que sobresalga por encima de otro. Sencillez y equilibrio, esa es la clave.

El cabecero

Decorar un dormitorio sencillo, moderno y elegante
Si bonito resulta en su conjunto, mucho más cuando tenemos la ocasión de fijarnos en cada una de sus piezas al detalle. El cabecero, por ejemplo, tiene una clarísima inspiración vintage al mostrar un sutil capitoné enmarcado. Vemos que el “menos es más” está presente tanto en el fino grosor del acolchado como en la casi imperceptible unión de las costuras.

Las mesitas de noche

Decorar un dormitorio sencillo, moderno y elegante
Las mesitas de noche son, en mi opinión, un imprescindible del dormitorio. En ellas puedes tener a mano un punto de luz directo y los objetos que consideres más necesarios. El diseño de las que conforman este conjunto es, sencillamente, ideal. Tanto sus líneas como los tiradores siguen esa inspiración clásica que tan de moda está en estos momentos. Me encanta la idea de poner un modelo de mesita diferente a cada lado, le da un toque de mucha personalidad.

Otras piezas

Decorar un dormitorio sencillo, moderno y elegante
Por último, y ya de manera complementaria, el chifonier y la cómoda serán esas otras piezas que contribuirán a crear un ambiente de máxima elegancia en tu dormitorio. Algo que siempre se consigue con mayor facilidad al decorar con muebles blancos, que además aportan luminosidad y amplitud a la estancia. La posterior incorporación de accesorios decorativos será el toque final para que puedas reflejar en ella toda tu personalidad.