Decorar un espacio dedicado a la meditación y el relax
La mayoría de nosotros no tenemos la suerte de vivir en un entorno natural tan maravilloso como el de la fotografía inicial. Un espacio único que invita al relax y a la absoluta desconexión de todo lo que nos va minando física y mentalmente a lo largo del día. Un regalo de la Naturaleza que, afortunadamente, aún no se ha visto contaminado por la mano destructiva del hombre, y esperemos que así sea en muchos lugares de similares características.

Por lo general, ocupamos viviendas que pertenecen al ámbito urbano, aunque para nuestro consuelo, algunos tenemos la ventaja de vivir cerquita de una playa y podemos acudir allí a pasear y disfrutar de la vista y los sonidos que el conjunto global nos ofrece. No obstante, cuando llegamos a casa también es importante disponer de un espacio que nos permita relajarnos y meditar totalmente aislados.

Crea tu propio espacio

Decorar un espacio dedicado a la meditación y el relax
Del mismo modo que a muchos de nosotros nos gusta disponer de un rincón de lectura, también hay quien ha decidido decorar un espacio dedicado a la meditación y el relax. Una decoración que se inspira en estilos puramente orientales y que te ofrece un lugar en el que llevar a cabo tus ejercicios mentales. Para ello optan por los suelos cálidos y los colores neutros, utilizando materiales traslúcidos que aporten luminosidad y energía.

Como en un spa

Decorar un espacio dedicado a la meditación y el relax
También hay quien se centra más en el descanso físico y crea un espacio que bien podría pertenecer a un spa. Colchonetas en el suelo, velas aromáticas y musicoterapia son las bases de este concepto. Un lugar en el que dejar que tu cuerpo descanse tranquilamente mientras se seca después de un relajante baño, evitando así las prisas y movimientos bruscos que suelen acompañarlo habitualmente. Son unos minutos al día que no nos roban nada de tiempo, pero que mejoran considerablemente nuestra calidad de vida.