Decorar un salón atemporal
La sala de estar o el salón son una de las estancias de la casa en la que más tiempo solemos pasar, por ello, es importante que la decoración sea, además de funcional y cómoda, nada cargante ni especialmente significativa de una época determinada. Hay diseños de muebles que son muy modernos y de gran belleza estética, y que cuentan con diversos estantes en los que podrás ir adaptando los aparatos de nuevas tecnologías que vayan saliendo al mercado.

Muchos de estos modelos de muebles se fabrican por módulos, de modo que esta adaptación te resultará siempre fácil y rápida, además de ofrecerte la posibilidad de combinarlos entre sí y obtener una decoración diferente sin haber gastado ni 1 euro. Lo importante es que sus líneas sean sencillas, minimalistas, que puedas adaptarlas a cada estación del año sólo con cambiar las alfombras, cojines y alguna funda.

El color del mobiliario es fundamental para decorar el salón de un modo atemporal, ya que, como en el caso de la fotografía que hoy te muestro, el haber elegido el blanco te ofrece la posibilidad de dar la sensación de cambio total, sólo con pintar la pared; además, el blanco es un color que relaja y no resulta nada cansino.

En cuanto a darle a tu salón un aspecto de vanguardismo y modernidad en cada momento, este tipo de muebles te facilita la incorporación y el cambio constante de accesorios decorativos, como pueden ser jarrones, bandejas y una gran diversidad de figuras. En muchas ocasiones, estos detalles son los que le dan a tu hogar ese aire de distinción, originalidad y personalidad, de modo que, con el paso de los años, no te quedes estancada en una sala de estar que te resulta ya aburrida y “muy vista”. Un diseño atemporal siempre te permitirá que tu casa avance con la moda de cada momento.