Decorar un salón comedor pequeño
Existen diferentes tipos de vivienda, así como el número, tamaño y distribución de sus estancias en ocasiones nos obligan a prescindir de ambientes aislados por tabiques. En la actualidad no son muchos los hogares que cuentan, por ejemplo, con una sala de estar y un comedor aparte, por lo que cada vez se emplea más el concepto salón comedor para unir ambos espacios en uno solo.

Lo que ocurre es que también hay ocasiones en las que este espacio en sí tampoco es demasiado grande como para distribuir en él todo el mobiliario que queremos ni del modo que nos gusta. A veces no nos queda otra que decorar un salón comedor pequeño y conseguir con ello darle a esa estancia una sensación de comodidad a la vez que un buen uso práctico. Esto se ha conseguido en el ambiente creado en la fotografía que ilustra este post.

En ella podemos apreciar una estancia no muy amplia en la que ambos ambientes, lejos de separarse, conviven en un mismo espacio sin que dé sensación de ahogo ni recarga. Una decoración muy funcional de la que podrás disfrutar en los momentos de relax como si se tratara de una salita de estar al uso, en la que la mesa de comedor se incluye en ese mismo entorno sin molestar a nivel práctico, ni tampoco distorsionar a nivel visual. En este caso, la mesa es extensible, lo que facilita enormemente situar a más comensales en las reuniones que así lo requieran.

Junto a la mesa, un aparador que será de gran utilidad para guardar mantelería y cubertería en su interior, así como la parte superior te servirá de auxiliar a la hora de servir, a la vez que durante el día muestra diferentes objetos decorativos. En la parte de la zona de estar, se ha optado por un amplio sofá en L, que cuenta con mayor número de plazas que el tresillo habitual, y el efecto óptico no es el de una pieza de gran envergadura.