Decorar un salón muy juvenil
Por lo general, la decoración de interiores está orientada a cubrir y orientar las necesidades de todos los públicos, aunque en ocasiones se haga una referencia específica a una edad concreta (como en el caso de dormitorios infantiles, juveniles, etc.), lo que ocurre, es que muchas de esas ideas se adaptan en mayor medida a viviendas donde ya hay una familia creada.

Por eso hoy quiero dedicar este post a la decoración de un salón muy juvenil, que bien puede adaptarse tanto a un piso de soltero, como a uno de recién casados, donde cada uno de los detalles invita a un ambiente distendido y muy casual. Como podrás observar en la fotografía que hoy te muestro, este ambiente se ha logrado gracias a la estratégica composición de mobiliario, distribución, colorido y texturas.

Principalmente, son 2 las paredes que separan de un modo visual las zonas, algo que se ha logrado pintando una de ellas en color azul petróleo, donde se realizan las funciones de comedor; mientras que en la otra, un laminado de obra, en tonos blancos, crea el fondo perfecto para la colocación de estantes, conformando así el espacio de descanso y ocio.

Es en esta última zona donde podemos ver dos sofás biplaza, también en color blanco, que dirigen su atención a la mesa de centro, cuyo diseño es de lo más moderno y acertado para gente joven, gracias a su altura casi a ras de suelo, lo que invita a tomar unas copas o un café en torno a ella, bien sea en unos pufs o, incluso, tumbados sobre la alfombra.

Esta alfombra, a su vez, invita a su uso diario gracias a su tacto mullido y su tonalidad oscura, algo imprescindible para usarla con tanta continuidad. La nota de color, en este caso, la aporta el cuadro que preside la estancia, que nos muestra la imagen de una clásica Vespa, montada en tonos de lo más llamativos. Tu casa, tu estilo.