Cómo decorar una cocina blanca
El blanco es uno de los colores a los que más partido podemos sacarle a nivel decorativo, y aunque parezca que es muy soso y no puede aportar mucho, lo cierto es que es todo lo contrario. Hay muchos estilos decorativos que se basan en una decoración en color blanco, como el minimalista o el nórdico, y sin duda puedes lograr espacios muy atractivos apostando por este color.

Aunque hay muchos colores que puedes utilizar para decorar tu hogar, el blanco es una apuesta segura, elegante y muy funcional. No cabe duda de que es un color que te permite combinar textiles, muebles y otros elementos en colores varios, así nunca te aburrirás de tenerlo todo igual. Hoy me gustaría darte unas cuantas pautas para decorar una cocina blanca… ¡los resultados son espectaculares!

¿Con qué colores se combina?

Cómo decorar una cocina blanca
El blanco es un color que puede resultar frío si se utiliza demasiado, pero utiliza otros colores para pequeños detalles y verás que consigues un ambiente fantástico. Si quieres lograr un ambiente atrevido puedes combinarlo con colores fuertes, tanto en complementos como en electrodomésticos o mobiliario. Si buscas algo clásico, utiliza otros colores únicamente en detalles como pequeños electrodoméstiicos, tiradores o accesorios. Para lograr un ambiente elegante, lo mejor es combinar el blanco con otros colores neutros y suaves.

Materiales

Cómo decorar una cocina blanca
En cuanto a los materiales, el blanco queda muy bien con cualquiera de ellos, así que puedes utilizar madera, forja, granito, vinilo, etc., lograrás combinaciones muy atractivas.

Estilos decorativos

Cómo decorar una cocina blanca
Este color es tan versátil que encaja a la perfección con cualquier estilo, como el rústico, minimalista, nórdico o belga, entre otros. Los muebles lacados en líneas rectas también quedan muy bien, y si quieres un estilo retro, es mejor combinar la madera blanco con vidrio y poner cuadros en las paredes. Para cocinas minimalistas, los acabados mate o brillo son perfectos para darle el toque más especial.

Paredes y techos

En el caso de las paredes, el color blanco es el más utilizado, tanto liso como en azulejos. Los techos tienen este color también como gran protagonista, no es muy habitual verlo de otro color, aunque en los últimos tiempos parece que se está poniendo de moda el blanco con un ligero toque arena y gris.

¿Te gustan las cocinas blancas o prefieres el colorido?