Decorar una cocina-salón-comedor
De todos es sabido que un loft es una vivienda que se caracteriza por la falta de tabiques y paredes en su amplia mayoría, lo que la convierte en una estancia muy amplia y que muestra sus divisiones por la estratégica colocación del mobiliario, de modo que sirva para diferenciar ambientes.

Esta forma de decorar el hogar, se ha convertido en una tendencia cada vez más utilizada, incluso en pisos que sí están divididos por habitaciones, pero a los que se les otorga un estilo loft al anular algún tabique y convertir un par de estancias en una sola y más amplia.

Por lo general, esta unión se suele hacer en la cocina y el comedor, convirtiéndolo así en una estancia que podríamos denominar cocina-salón-comedor, un lugar donde haremos la mayor parte de nuestra vida cotidiana en un ambiente de mayores dimensiones de las que ya teníamos.

En este sentido, es fundamental el orden que elijamos para la distribución de cada uno de los ambientes, siendo el más habitual, partir de la cocina, centrar el comedor, y dejar el salón al término. De este modo, te resultará más fácil la organización y acceso a la mesa donde coméis habitualmente, gracias a la proximidad con el espacio donde cocinas.

Para distinguir visualmente cada uno de los espacios, la clave está en la diferente elección de cortinas y alfombras con que decorarás cada uno de ellos, de modo que pasar de un estilo más rústico y funcional en la cocina, case perfectamente con un toque más elegante en el salón.

Importante también contar con un buen sistema de ventilación y/o amplios ventanales que te permitan eliminar los olores típicos de la cocina, ya que este estilo de decoración puede contar con el inconveniente de no poder disfrutar a gusto de un café en el salón si aún queda el aroma de la comida.