Decorar una habitación con estilo exótico
No sé tú, pero una de mis películas favoritas es “Memorias de África”, de la que puedes extraer además de una gran historia de amor, unos paisajes impresionantes y un atrezzo insuperable en cada detalle de su decoración. Conseguir ese ambiente exótico en tu propio dormitorio no es nada difícil. Lo esencial radica en la elección del mobiliario, que lucirá mucho más con unas paredes en tonos claros, donde el oscuro de la madera ofrecerá un contraste inmejorable. Una pared en color arena, blanco, lino, etc., resulta muy acogedora y aporta la frescura necesaria a este tipo de estancias. El mobiliario será, preferiblemente, de madera maciza, que transmite calor y sencillez.

Para la cama, el armario, la cómoda, etc., los tonos oscuros son imprescindibles para lograr este ambiente (algo que puedes conseguir barnizándolos tú misma, y que con 3 capas lograrás tanto el tono como el brillo necesario). En cuanto al diseño de estos muebles, lo ideal es jugar con líneas sobrias, y tener en cuenta pequeños detalles como pueden ser los tiradores, que resultarán mucho más acordes si los implantas en latón envejecido. La mezcla de texturas es otro punto esencial en la decoración exótica, y la madera te permite combinaciones estelares con otro tipo de materiales como pueden ser el mimbre y/o el cuero.

El punto final lo lograrás con la perfecta elección de accesorios, ya que son importantísimos para conseguir esta estética. Elementos como una lámpara-ventilador, que decora y llena la estancia, a la que otorga un inmediato toque exótico por lo emblemática que resulta; o un baúl-tocador, cargado de originalidad y funcionalidad, además de resultar altamente refinado. Dale el último toque colocando alguna enorme planta, cojines y tapices, algún jarrón exótico… un sinfín de artículos de decoración que te transportarán a un mundo elegante, apasionado y lleno de personalidad.