Decorar una mesa con elegancia
Hay ciertas ocasiones especiales en las que necesitamos dar un toque de elegancia y sofisticación a nuestras mesas de comedor, y es que sorprender gratamente a nuestros invitados no depende solamente de nuestras capacidades culinarias sino del ambiente que sabemos crear para el momento.

De este modo, la decoración de la mesa resulta fundamental para el éxito de cualquier comida o cena, y es que unos cuantos detalles pueden ayudar a marcar la diferencia.

Aunque generalmente deberás guiarte por tu propio punto de vista y tus ideas, sí que estaría bien que siguieses algunos consejos para garantizar que tu mesa es todo un ejemplo de buen gusto:

– No importa qué colores escojas para los manteles y los ornamentos, pero procura no hacer mezclas demasiado llamativas ni con una paleta demasiado amplia. Combina un máximo de dos tonos, uno más básico como el negro, el blanco o el gris con algún otro más llamativo como el violeta, el verde o el rosa, por ejemplo.

Decorar una mesa con elegancia
– El menaje es una de las partes fundamentales, por lo que ni se te ocurra tener esa costumbre tan común de mezclar vasos, platos o cubiertos de diferentes modelos. Utiliza esas vajillas o cuberterías que tenías reservadas para las ocasiones especiales.

– Los ornamentos nunca están de más siempre que sepas cómo utilizarlos de forma discreta: No exageres con demasiados elementos decorativos ni busques diseños demasiado voluminosos que puedan entorpecer la conversación entre los comensales de la mesa.

– La forma de la mesa determinará el número de ornamentos centrales que debes colocar: Si la mesa es redonda o cuadrada bastará con algún elemento decorativo en el centro, pero si la mesa es rectangular deberemos colocar varias piezas para que la decoración no se vea demasiado pobre.

Algunos de los ornamentos para decorar el centro de la mesa pueden ser candelabros con velas (blancas o beige), centros de mesa con velas flotantes u otros con flores naturales o secas siempre sin olor alguno que pueda interferir en de la comida o la bebida de la mesa.