Decorar una sala cubierta en el jardín
Las personas que tienen la suerte de vivir en medio de un entorno natural, tienen la posibilidad única de disfrutar de la Naturaleza los 365 días del año, ya que existen opciones para poder pasar la mayor parte del día en la zona exterior, aunque con todas las comodidades propias del interior. Esto es posible gracias a la gran tendencia que hay en decorar una sala cubierta en el jardín.

En algunos casos puede tratarse de una prolongación de la vivienda, a modo de ala semi integrada, aunque si tu construcción no te lo permite, también podrás construir una especie de invernadero o caseta, al que le darás el uso habitual de un salón o sala de estar. En cualquier caso, lo importante es que te rodees de amplias cristaleras que favorezcan la sensación de estar en zona ajardinada.

Para invierno y verano

Decorar una sala cubierta en el jardín
Un detalle de calidad en estas salas cubiertas es la chimenea, un elemento fundamental para pasar largas jornadas durante el invierno y sentirte de lo más confortable pese a las inclemencias del tiempo en el exterior. La verdad, tiene que ser una gozada estar oyendo el chasquido de la leña al mismo tiempo que la lluvia salpica los cristales. Del mismo modo, es importante contar con aire acondicionado u otro sistema de ventilación para que los días más calurosos disfrutemos de este espacio como si de un refugio del frescor se tratara.

El mobiliario

Decorar una sala cubierta en el jardín
Lejos del concepto de muebles de jardín que suelen ubicarse en porches y similares, para decorar una sala cubierta lo ideal es incorporar el mobiliario habitual de este tipo de estancias. Cómodos sofás, incluso con chaise-longue,, pufs, y todos los elementos decorativos y funcionales que te hagan sentir el mismo calor de hogar que si estuvieras dentro de la casa. La máxima comodidad que te permita disfrutar durante horas del maravilloso entorno que te rodea.