Decorar una terraza con poco dinero
La terraza es el lugar de relax y de reunión por excelencia durante los meses de verano, cuando agradecemos más que nunca poder disfrutar de nuestro espacio íntimo y personal al aire libre alejados del bullicio de la calle.

Sin embargo, los tiempos que corren hoy en día no son precisamente buenos como para pensar en equipar este espacio, por lo que a menudo la decoración de la misma puede pasar a un segundo plano…

Si te gustaría tener una bonita terraza por poco dinero toma nota de algunos de estos consejos e ideas, ¡no hace falta demasiado para conseguirlo!

Limpieza: Lo fundamental para conseguir una terraza como nueva es realizar una limpieza a fondo en todos los sentidos: Pule las superficies (paredes, techo y suelo), da una capa de pintura de aquella que te sobró a las barandillas si les hace falta, tira todo lo que no sea indispensable y piensa en empezar desde cero con la decoración.

Muebles: No sueñes con cosas que no puedes permitirte, pues para crear un espacio acogedor bastará con colocar algún espacio de reunión y descanso con algunos pufs o una mesa con sillas o butacas (de medidas altas o bajitas en función de tus intereses).

Decorar una terraza con poco dinero
Espacio verde: Las flores y las plantas son los grandes recursos decorativos de cualquier jardín y además son muy baratas de conseguir y mantener (si sabes cómo hacerlo, claro). Compra macetas y plantas de distintos tamaños y variedades y agrúpalas en algún rincón de la terraza… ¡Sencillamente un espacio encantador!

Complementos: Los detalles más sencillos y económicos son a menudo los que dan más personalidad a los espacios. Da vida y color con los textiles (alfombras estivales, fundas y cojines), crea un ambiente acogedor con algunas velitas y da un toque romántico con regaderas, antiguas cajitas recicladas u otros detalles similares.

Reciclaje: Seguro que tienes un montón de cosas por casa (colchas, muebles, jarrones, regaderas, etc.) de las que llevas tiempo pensando deshacerte… Pues fíjate bien en cada una de ellas, porque puede que con algunos ligeros retoques puedas darles un nuevo aire que las deje como nuevas para que puedas utilizarlas en este espacio.

Eso sí, como consejo final es imprescindible que sigas un mismo estilo decorativo en el espacio (no una pieza de cada) y que escojas una línea de colores recurrentes para accesorios y complementos.