Despacho o habitación multimedia en el hogar
Ya sea por razones de ocio o de trabajo, a veces necesitamos disponer en nuestro hogar de una habitación que nos sirva de despacho o, como variante, de habitación multimedia. Un lugar en el que poder tener todo lo necesario dispuesto en un perfecto orden, tanto a nivel de archivadores, carpetas, y demás accesorios de papelería, como la máxima amplitud y comodidad para instalar el ordenador, fax, impresora, y el total de aparatos tecnológicos necesarios.

En muchas ocasiones, estos espacios se adaptan a modo de subdivisión en otras estancias de la casa (generalmente en la sala), pero si necesitas verdaderamente un sitio en el que disponer de toda la concentración necesaria, es importante disponer de un cuartito donde poder habilitar tu espacio de trabajo. En realidad, el cuarto no tiene por qué disponer de grandes dimensiones, lo más importante es que dispongas de luz natural la mayor parte del día, y que lo decores de un modo que resulte relajante para la vista, cómodo para la espalda, y funcional.

Decantarse por tonos claros siempre te dará sensación de mayor amplitud, luminosidad y orden, aparte de que ayudará a minimizar las distracciones. Del mismo modo, un diseño lineal y minimalista incrementará la sensación de orden, ya que una distribución que combine estantes sencillos y una librería a modo de cubos, te permitirá llevar a cabo una perfecta organización y te facilitará mucho la labor que estés desempeñando.

Estos diseños son muy fáciles de encontrar, ya que en el mercado actual de fabricación de muebles, son infinitas las empresas que trabajan para favorecer todos estos aspectos que son tan necesarios en la sociedad actual. Por tratarse de un lugar pensado para el trabajo, no es muy aconsejable que, tanto paredes como estanterías, estén repletas de fotografías ni otro tipo de artículos de decoración que contribuyan a la distracción.