Detalles decorativos que te convertirán en una buena anfitriona
Lamentablemente para la mayoría, ya ha llegado el final de nuestro querido verano y ahora toca sustituir los días de playa y las noches de chiringuitos por agradables ratos en casa con los nuestros, ¡qué tampoco está nada mal! Y es que con las lluvias y las bajas temperaturas pronto nos va a apetecer poquito salir por ahí.

Si tienes pensado celebrar una comida o una cena en casa con la familia o amigos, seguro que te apetece ser el anfitrión ideal. ¿No es así? Así que hoy en Interiorismos vamos a darte unas cuantas ideas decorativas para que seas el anfitrión perfecto.

La mesa

Lo más importante cuando organizamos una comida o una cena es, sin duda, la mesa. Es esencial vestirla bien, con un mantel natural, servilletas grandes y, si puede ser, de tela. Se deben colocar a la derecha del plato y dobladas de manera rectangular o cuadrada. Además, no olvides que las velas son un detalle cálido que dará un toque festivo a la mesa. Puedes poner unas cuantas y encenderlas cuando estén los invitados sentados. Eso sí, no las elijas aromáticas, ya que el perfume puede desvirtuar el sabor de la comida. Unas flores frescas o pequeños centros de mesa también pueden quedar muy bien.

Detalles decorativos que te convertirán en una buena anfitriona

Vajilla, cristalería y cubertería

En cuanto a la vajilla, es mejor apostar por la sencillez. El blanco con algún tipo de decoración sutil será perfecto. Eso sí, coloca en la mesa toda la vajilla que vas a usar, excepto el postre. Respecto a la cristalería debes saber que se llevan las copas grandes de vino, que deberám ir siempre a la derecha en relación con el plato. Y si hablamos de la cubertería, lo mejor es poner solo la indispensable, siguiendo un orden lógico de platos.

En el salón

Tras el postre, que deberá ser servido con la mesa despejada, llegan los cafés, que es mejor servirlos en el salón para hacer la tertulia más cómoda y relajada.

Detalles decorativos que te convertirán en una buena anfitriona

Detalles

Deberás tener mucho cuidado de los detalles. Así, coloca el pan en una bandeja que reúna varios tipos, pon diferentes saleros con diferentes tipos de sal… En el aseo, es buena idea disponer de servilletas de lino individuales. Además, es recomendable estrenar una pastilla de jabón y poner una vela perfumada.