Detalles que estropean la decoración
Dicen que “Año nuevo, vida nueva”, y ese es el espíritu que tengo hoy y el que me lleva a hacer este post que más que una crítica quiere ser una pequeña llamada de atención para que estemos atentos a esos pequeños detalles que estropean la decoración, y así corregirlos o intentar no volver a cometerlos. Vaya por delante que siempre escribo desde mi perspectiva y que entraré a valorar esos detalles como una opinión más personal que nunca.

– Punto 1: cables a la vista. Por favor, ponme ahí delante una planta o lo que quieras, pero nada estropea más un rincón que quiere ser confortable y moderno que ver todo el cableado. Siempre que puedas, orienta los muebles de modo que queden ocultos, y si no es posible, disimúlalos con el objeto decorativo que mejor se adapte a cada entorno.

Detalles que estropean la decoración
– Punto 2: ventanas sin cubrir. Nada viste más una casa que las cortinas, hace feísimo ver una ventana como la que está a la derecha de la 2ª imagen y que rompe por completo la magia que podía tener esta estancia, máxime cuando su estilo de construcción y diseño nada tiene qué ver con el resto de ventanales.
Detalles que estropean la decoración
– Punto 3: la elección de cortinas y estores. Como decían en aquella famosa serie, “un poquito de por favor”. En la 3ª imagen hay colores tan llamativos como lo ergonómico y moderno de sus muebles; pues a mí se me va la vista a esa cortinita blanca y ridícula que parece de la cocina de la época de mi abuela.
Detalles que estropean la decoración
– Punto 4: los excesos. En la última imagen podemos ver un novedoso estilo de decoración que yo me atrevería a bautizar como “pongo todo cuanto tengo”. Entre esto y el minimalismo hay términos medios de gran utilidad, que evitarán que alguien entre en tu casa y entre otras cosas se pregunte dónde puede sentarse.