Diez consejos para decorar con poco dinero
Decorar el hogar supone una gran inversión que sin duda hará que tengamos que rascarnos los bolsillos como probablemente nunca antes lo habíamos hecho. Aunque no podemos negar que esto resulta casi inevitable, tampoco estamos del todo de acuerdo en que no podamos hacer nada para remediarlo, y es que hay un montón de formas de decorar o renovar nuestro hogar sin gastar más de la cuenta.

¿Qué posibilidades tenemos? A continuación te dejamos un decálogo con algunos consejos que debes seguir para minimizar los gastos en decoración.

1. Reciclaje: Si eres hábil con las manualidades esta es sin duda una de las mejores formas de decorar sin gastar, y es que podrás conseguir prácticamente cualquier objeto utilizando otros que ya no utilizas como base.

2. Transformación: Es una opción muy similar a la anterior aunque aplicable de forma especial a los muebles, que hasta ahora acostumbrábamos a cambiar cuando nos cansamos… ¿qué te parecería modificar algunas características para renovar su imagen? Forrar las puertas o el fondo con papel decorativo, cambiar los pomos o pintar la estructura son algunas de las mejores formas de hacerlo.

3. Low cost: Aunque te gustaría dar lo mejor de lo mejor a tu hogar, no están las cosas como para derrochar. Acude a tiendas de bajo coste que te ofrecerán productos de diseño y calidad media a precios al alcance de cualquiera.

4. Ofertas: Debes estar como los buitres, al acecho de nuevas ofertas y promociones tanto de las grandes superficies como de pequeñas tiendas locales en rebajas o en liquidación.

5. Compras online: Echa un vistazo a la variedad de tiendas en la red, pues a menudo te ayudará a ahorrar tiempo y dinero a la vez.

6. Paredes: Olvídate de los papeles pintados, pues la pintura es el recurso más económico y además jamás pasa de moda. En cuanto a la decoración, una buena idea es sustituir los tradicionales cuadros por económicos vinilos decorativos… ¡la variedad es amplísima!

7. Suelos: Si quieres renovarlo pero no puedes permitir hacer obras en casa, apuesta por los suelos vinílicos de imitación a materiales como la madera. Además de tener un aspecto muy real y decorativo, son bastante baratos.

8. Muebles: No abarrotar las estancias tiene dos ventajas fundamentales, y es que si por una parte permitiremos que el espacio parezca más amplio, por la otra gastaremos menos dinero en muebles. ¡Menos (muebles) es más (dinero)!

9. Iluminación: Piensa estratégicamente en este factor con el fin de evitar más fuentes de luz de las imprescindibles. Esto te garantizará un ahorro tanto a corto como a largo plazo.

10. Textiles: Además de comprar tus telas y dedicarte a hacer los tuyos propios, un magnífico consejo que se nos ocurre esperar al final de las rebajas… ¡imposible no encontrar gangas!