Diferenciar ambientes en la decoración del salón
Cuando hablamos de decorar el salón principal o sala de estar de una vivienda, tenemos que pensar que es un lugar de la casa donde pasaremos gran parte del tiempo, y que lo ideal sería adecuarla pensando en todos los miembros que componen la familia y en sus necesidades de cada momento.

Para conseguirlo, es importante contar con la posibilidad de diferenciar los diferentes ambientes con los que contará tu salón, y no siempre es necesario separar físicamente unos de otros con biombos, paneles u otras opciones. Lo que se pretende, en este caso, no es separar, sino diferenciar de un modo óptico, algo que conseguirás con unos pequeños detalles. En primer lugar, podemos observar como la colocación de 2 alfombras, en vez de 1, ya ayudan bastante a crear el efecto visual del que te hablaba, del mismo modo, es muy importante la colocación del mobiliario, que está dirigido con distinta orientación, lo que provoca mayor sensación de división.

Por un lado, contamos con la zona de la pared, donde se ha situado el plasma sobre el mueble modular que preside dicha pared; mirando hacia el televisor, un tresillo que, a su vez, le da la espalda al segundo ambiente de la estancia: el rincón de lectura. Este rincón está presidido por un sofá diván, con una mesa baja que te servirá para tener a mano ese libro o revista que estás ojeando, tan sólo un par de elementos conforman este relajante espacio, con su propia lámpara de pie, y que está orientado hacia el calor y la belleza de una moderna y discreta chimenea.

Del mismo modo, en una de las paredes lateral se crea el tercer ambiente: la zona multimedia que, en muchos casos, va orientada a los más jóvenes de la familia; una mesa muy completa y funcional, pero de reducidas dimensiones, las justas para poder trabajar tanto en el ordenador de mesa como en el portátil.