Diferentes sistemas de colgado de cortinas
Las cortinas son un elemento que no suele faltar en nuestros hogares. Es el filtro de la luz exterior, nos resguarda del mundo exterior manteniendo como privado nuestro espacio, y es un elemento más del diseño, entre otras cosas.

Si estás pensando en cambiar las cortinas de casa, debes tener en cuenta que hoy en día hay muchas posibilidades entre las que elegir, y que la cortina tradicional puede sustituirse por nuevos modelos bastante más prácticos a menudo.

Existen diferentes sistemas de colgado de cortinas, y precisamente esto es lo primero que debes tener en cuenta a la hora de elegir.

En primer lugar encontramos la cortina clásica en barrales, fácil de adaptar a cualquier tipo de ventana. Consiste en una barra larga de hierro o madera normalmente sobre la ventana en las que cuelga la cortina mediante argollas, soportes, terminales e incluso con la propia tela. Si no quieres que se vea el barral también puedes poner un ‘tapa rollos’ de tela en primer plano, antes de la barra.

Los cabezales son las terminaciones de la barra, y pueden ser planos, fruncidos, con tabla o sin… en fin, múltiples opciones en las que tendrás que poner en juego tu propio gusto.

Diferentes sistemas de colgado de cortinas
Las cortinas de rieles utilizan un sistema similar al anterior, pero en este caso son rieles los que unen la corina y la base sobre la ventana. Existen rieles de plástico y de metal, estos últimos más resistentes.

Normalmente, este tipo de cortinas suelen ir acompañadas por un palito o una cuerda que facilita abrir o cerrar la cortina.

Las cortinas con tensores se utilizan para ambientes modernos, en general. Se trata de un sistema de cable de acero que sostiene la cortina a través de ganchos o argollas.

Unas de las más prácticas son las romanas, un panel de tela liso que se pliega verticalmente creando una especie de acordeón en la parte superior, y es un modelo que se ve bastante hoy en día, del mismo modo que lo hacen las cortinas ‘Roller’, otro panel liso que enrolla la cortina o ‘store’ en la parte superior, ocupando un espacio muy pequeño.