Diseñar la oficina para el éxito
Si debes tener tu oficia en casa por motivos laborales, lo primero que deberás tener en cuenta es cómo debes diseñarla para que pueda ser una estancia que te lleve al éxito. Aunque tus cualidades como profesional son imprescindibles para tener buenos resultados, aún es más importante que seas capaz de diseñar una buena oficina que te haga sentir bien.

No importa si la estancia de tu oficina es grande o pequeña, lo que importa es que seas capaz de encontrar la forma que tanto el diseño como la decoración encajen en tus gustos personales, en la funcionalidad y en que sea estupenda para tu labor profesional. No trates a tu oficina en casa como lo harías con otro espacio regular de la casa, intenta conseguir el mejor diseño.

A continuación te quiero dar algunos consejos de diseño algo creativos para que puedas encontrar la inspiración que necesitas y que puedas sacar todas las ideas que tienes dentro. Así tu oficina no sólo será tu lugar de trabajo si no también tu rincón preferido de tu hogar.

Zonas de la estancia

Quizá pienses que en tu oficina de casa sólo debas tener un lugar para el trabajo, pero la realidad es que lo ideal es que si tienes una oficina bastante grande puedas dividir el espacio en varias zonas. Por ejemplo, tendrás el diseño de una zona de la estancia donde trabajarás y después otra zona en la que puedas descansar.

Diseñar la oficina para el éxito
Una zona puede estar compuesta por armarios, una mesa de escritorio, una silla y los materiales que necesites, y otra zona más de relax, puede tener un cómodo sofá y una mesita de café donde poder descansar cuando te sientas demasiado estresado en el trabajo.

Un tablero de corcho

Si hay algo que no puede faltar en tu oficina será un tablero de corcho donde puedas guardar y poner todas tus notas, creaciones, ideas, fechas importantes, las reuniones… ¡lo que creas que puede ser importante para ti! Un tablero de corcho te ayudará a tener visible las cosas importantes (también pueden ser fotos de tus seres queridos) y a tener esa zona del despacho aún más decoradas.

Que no falten los colores

Si piensas que una oficina tiene que tener colores neutros o aburridos estás bien equivocado. Lo que importa en una oficina es que los colores que escojas te hagan sentir bien y que puedas disfrutar de ellos cada vez que estás dentro. Busca paletas de colores que te gusten y después incorpora esos colores en las paredes, textiles, mobiliario y elementos decorativos.

Diseñar la oficina para el éxito
Si no sabes cómo escoger colores para que queden bien y que además sepas que no fallarán en la decoración, puedes utilizar la estrategia del círculo del color. Es tan fácil como tener el círculo cromático delante y escoger el color que más te guste. Una vez que lo tengas claro sólo tendrás que mirar el color que hay justo enfrente del que has escogido, y te aseguro que quedará de escándalo en la decoración.

Elementos extra

Es posible que quieras tener una oficina personalizada, y esto no debe ser un problema para ti en absoluto. Sólo tendrás que escoger aquellos elementos que te hagan sentir bien pero que no te distraigan de tus labores diarias. Puedes escoger bonitas plantas, fotografías de seres queridos, marcos de plata para tus fotos, jarrones con un bonito estilo, etc.

Diseñar la oficina para el éxito

Apaga aparatos electrónicos

Es necesario que recuerdes apagar tus ordenadores y cualquier dispositivo electrónico cuando no los estés utilizando, y si los cubres con un trozo de tela para no verlos y poder desconectar mentalmente del trabajo, ¡mucho mejor!