Disfrutar del jardín en otoño e invierno
Que el jardín es un espacio pensado para disfrutar solamente durante los tres o cuatro meses de verano es un completo error, y es que teniendo en cuenta algunos detalles y con la base de una buena inversión se puede conseguir hacer de los espacios exteriores un lugar para disfrutar también durante los meses más fríos del año.

Si ya estás cansada de aprovechar a medias el jardín y cada año llegas a la época estival con un increíble mono de salir al espacio exterior del hogar atiende a lo que te contamos y comienza a acondicionar la zona para este otoño-invierno.

Disfrutar del jardín en otoño e invierno
– Pérgolas y porches: Por muy recios y resistentes que sean, los plásticos a modo de pared no serán una medida suficiente para frenar el aire, el frío o la lluvia que puede afectar a algunas de tus zonas de exterior como la que nos interesa en este punto. Lo mejor que puedes hacer no solo de cara a esta temporada sino también mirando al futuro es acristalar los laterales de modo que pueda ser utilizada durante todo el año.

Disfrutar del jardín en otoño e invierno
– Piscina: Disfrutar de la piscina también en invierno es el sueño de cualquiera, un sueño caro y difícil de conseguir pero no del todo inaccesible. Para que sea una realidad deberás hacer reformas alrededor de tu piscina para que ésta quede completamente protegida del exterior mediante una cubierta así como hacer reformas que permitan que el agua se encuentre a una temperatura agradable (templada) para el cuerpo en cualquier época del año.

– Calidez: La mejor manera de conseguir estar a gusto en tus espacios exteriores durante estos meses será tener unas cuantas estufas altas para calentar el ambiente… ¡Si no ya puedes ir olvidándote de jardín hasta el año que viene! En otoño quizá todavía puedas disfrutar del jardín al aire libre ubicando algunas de estas, pero en invierno será imprescindible que las traslades al porche cubierto o a la preciosa pérgola.

– Espacio acogedor: Si tu pérgola (ya protegida de los agentes climáticos) va a seguir siendo ese magnífico lugar de relax y desconexión durante el otoño no dudes en redecorarla como haces con el resto del hogar teniendo especialmente en cuenta el diseño de los textiles (cojines, manteles, fundas o protectores de sillas, etc.), que deberán adquirir los colores, estampados y materiales más habituales de la época.