Distribución perfecta en el hogar
Pensar la distribución de todos los elementos a los que tenemos que dar cabida en el hogar es una de las cuestiones más difíciles cuando nos enfrentamos al proceso de decoración del mismo.

Más aún si, como la mayoría de los mortales, no eres un experto en términos de interiorismos… Como sabemos que la tarea resulta costosa y que vas a necesitar alguien que te eche un cable, aquí te dejamos algunas buenas ideas de distribución para tus estancias.

Salón-comedor
Es el que integra la zona de descanso y la de comida, es decir, el que más habitualmente tienen todas las casas. Aquí deberás buscar la armonía, el equilibrio y el confort entre las distintas zonas, lo que conseguirás potenciando espacios amplios y luminosos donde el paso sea cómodo.

En cuanto a la disposición de los elementos, lo mejor es que haya una separación real de zonas mediante un buen espacio libre que lo delimite o algún elemento del mobiliario como una estantería (sin fondo, para favorecer el paso de la luz) o un sofá, por ejemplo.

A propósito de estos, si quieres un ambiente más familiar coloca los sofás en paralelo o enfrentados para favorecer la tertulia.

Cocina
Hay mucha variedad en lo que a formas de distribución de cocinas se refiere, si bien una de las mejores ideas es modificar el espacio creando una de estilo americano que establezca contacto directo entre salón-comedor y cocina (abre más el espacio, potencia la distribución de la luz…). Para diferenciar las zonas puedes utilizar elementos del mobiliario, materiales (en el suelo, por ejemplo) o el color.

Baño
Grandes o pequeños, generalmente acostumbran a verse favorecidos por una distribución en línea que potencia una mejor zona central de paso y ayudan a que el espacio no se vea tan recargado. Si tienes posibilidad, haz que el inodoro quede lo más oculto posible a la vista.