Divertidos elefantes para jugar y decorar
Los elefantes son uno de los animales que mayor ternura despierta en los niños y también en los adultos (entre los que me incluyo). Sus grandes dimensiones, que contrastan con ese aspecto de bondad, lo alejan del grupo de animales que puedan dar miedo, y por ello los encontramos en numerosos peluches, estampados infantiles, cuberterías y demás artículos destinados a los más pequeños de la casa.

Pero los elefantes que traigo hoy son mucho más que todo eso; son un elemento tan decorativo como divertido. Un elefante que podrá ambientar el cuarto infantil a la vez que tanto niños como niñas lo usarán como uno de sus juguetes favoritos, tanto en el interior como en el exterior de la casa. Una pieza creada para la diversión y para inculcar en los menores el amor por la naturaleza y los seres vivos que en ella habitan.

Divertidos elefantes para jugar y decorar
Estos divertidos y bonitos elefantitos están fabricados en polipropileno, un material resistente al agua y al peso de los pequeños. Existen cinco colores diferentes: rojo, gris glacial (que parece azulito), blanco, verde lima y rosa; por lo que tanto a ti como al pequeño os resultará fácil encontrar un color que os apasione especialmente. Sus medidas son de 417 x 412 x 785, y aunque como objeto decorativo sirva para cualquier edad, para ciertos juegos puede ser más apto para niños que ronden los 3 o 4 años de edad.

Divertidos elefantes para jugar y decorar
Los elefantes decorativos para jugar son una colección que se ha elaborado a partir de un diseño ya existente desde 1.945 y que nunca se produjo en serie para vender al público. Aquel primer modelo fue fabricado en madera contrachapada, y hoy se comercializa por fin para que todos los niños puedan disfrutarlo y sin ningún riesgo, salvo el consabido de toda vigilancia que hay que ejercer siempre que tenemos a una personita a nuestro cargo.