Domótica, la tecnología aplicada a tu hogar
Conseguir un hogar más funcional y confortable es cada vez más posible gracias a las nuevas tecnologías, que se adaptan a las funciones del hogar para satisfacer todas nuestras necesidades.

De ello se encarga la domótica, ese conjunto de sistemas tecnológicos que automatizan el funcionamiento de algunos elementos de la vivienda tanto desde dentro como desde fuera del hogar.

¿Quieres saber que propone la domótica de nuestros días? A continuación te contamos algunos de los avances que te harán vivir en un hogar donde la vida es más fácil.

Estos avanzados sistemas son capaces de controlar elementos como la iluminación, la climatización, ventanas, puertas, toldos, cortinas, sistemas de seguridad, riego de jardines y hasta los electrodomésticos permitiéndonos tomar decisiones como las de encender, apagar o regular la intensidad del servicio que nos prestan.

Como ves, las innovaciones no dejan de traernos sistemas que mejoran las condiciones de vida de aquellos que pueden disfrutar de una casa inteligente como estas. Los usos más comunes, no obstante, son los siguientes:

– Iluminación: Puedes controlar desde una sola fuente de luz hasta todas y cada una de las luces de tu casa regulando su intensidad del 0 al 100% o bien encendiéndolas o apagándolas cómodamente.

– Climatización: Programar el tiempo de encendido de tus calefactores o aire acondicionado para no tener que preocuparte por los descuidos (que luego repercuten en la factura) es un lujo que hoy en día se encuentra al alcance de la mayoría. Además, también se puede escoger una temperatura para el día y otra para la noche o desconectar automáticamente tus aparatos cuando no hay nadie en casa.

– Equipamiento motorizado: Lavabos, fregaderos u otras superficies pueden adaptarse a las necesidades de las personas. A modo de ejemplo, las anteriormente mencionadas pueden variar su altitud en función de la persona que las utiliza (personas de distintas estaturas, en silla de ruedas, niños, etc.).

– Electrodomésticos: Poseen alarmas, sistemas de gestión y avisos remotos que advertirán de nuestros descuidos antes de que sea demasiado tarde o que nos permitirán programar los electrodomésticos incluso antes de llegar a casa gracias al uso de un móvil o a través de internet.

Domótica, la tecnología aplicada a tu hogar
– Ventanas: Prácticamente cualquier elemento de la ventana puede ser controlado, desde su mismo cierre hasta las persianas, cortinas o toldos, por ejemplo. Puedes abrir y cerrar cualquiera de ellos sin necesidad de levantarte del sofá, si te apetece.

– Puertas: Con ellas no solo podemos facilitar nuestro acceso a la vivienda sino que también controlaremos a quién abrir de la forma más cómoda (familia, amigos, el cartero, etc.), desde dentro de casa y sin tener que acercarte a la puerta (no solo del edificio en sí mismo sino también de las entradas exteriores del jardín, por ejemplo.

– Jardín: Es uno de los lugares donde los sistemas de mecanización y control son más prácticos, y es que nos evitarán estar pendientes de los continuos riegos que requiere el jardín a diario. Bastará con programar la franja horaria y la duración del riego y el sistema se pondrá en funcionamiento de forma automática.

Después de todo lo anterior es fácil concluir que todo lo que podemos decir de estas tecnologías adaptadas son cumplidos, y es que a pesar de que muchos todavía las rechazan lo cierto es que con ellas todo son ventajas.

Entre los múltiples beneficios de introducir la domótica más básica en el hogar podemos mencionar las cuestiones relativas al ahorro, una instalación económica generalmente al alance de la mayoría y un notable aumento de nuestro bienestar y el de los nuestros.