Dónde colocar la cama en el dormitorio
Si el dormitorio es el espacio de relax y descanso por excelencia de todo el hogar, la cama es el mayor de sus exponentes… Sin embargo, para que una cama sea cómoda y buena para el descanso no solamente debemos tener en cuenta que la estructura y el colchón posean una excelente calidad sino también que ésta también se encuentre en el lugar más idóneo.

Pero… ¿Cómo descubrir cuál es esta ubicación perfecta? Atiende a lo que te contamos y aprende los mejores consejos para elegir la ubicación de la cama en tu dormitorio.

En primer lugar debes tener en cuenta que hay muchas cuestiones que plantearse más allá de las cuestiones decorativas, pues el confort y la funcionalidad deben ser los criterios que te guíen en la elección.

Dónde colocar la cama en el dormitorio
Una de las cuestiones más fundamentales es la de la intimidad: procura colocar la cama en un lugar en el que ésta no sea visible desde fuera de la estancia incluso con la puerta abierta. Es evidente, entonces, que deberemos renunciar a colocarla frente a la puerta.

También es importante pensar en las cuestiones de confort en la estancia, especialmente respecto a cuestiones como el ruido, las temperaturas o las cuestiones de seguridad, por ejemplo.

En este sentido, aunque nos gusta ver nuestra cama iluminada por la clara luz matinal cuando nos levantamos y aprovecharla cuando nos tomamos nuestros momentos de lectura, lo cierto es que no siempre es recomendable ubicarla en este tipo de espacios: a modo de ejemplo, si tu ventana da a la calle probablemente te acuestes pensando que estés en ella al escuchar todos y cada uno de los ruidos que se producen en ella.

¿Eres de los que adora ver la tele desde la cama? Entonces ten en cuenta la ubicación tanto de un elemento como del otro, porque deberás evitar los incómodos reflejos de la luz solar en la medida de lo posible.