Dónde colocar la cama según el Feng Shui
Desde hace algún tiempo son muchas las personas que están utilizando el Feng Shui a la hora de decorar sus hogares. Como bien sabrás, se trata de una práctica milenaria de origen chino que interpreta los flujos de energía de tiempo y espacio en la naturaleza para asegurar la armonía de las construcciones humanas con su entorno.

Nosotros no tenemos clara su efectividad, pero lo cierto es que no cuesta nada poner en práctica los consejos del Feng Shui porque, ¿quién sabe? ¡A lo mejor nuestra vida mejora considerablemente! Uno de los lugares donde se puede usar esta filosofía es en el dormitorio. Según el Feng Shui, el acto de dormir es una actividad yin, por lo que esta estancia requiere características afines a la pasividad y el descanso. La ubicación del dormitorio dentro de la casa debe ser en el sitio más protegido y más tranquilo; generalmente este lugar corresponde a la parte trasera de las casas. Pero, ¿Dónde se debe ubicar la cama?

Dónde colocar la cama según el Feng Shui
Según esta tradición milenaria, mientras dormimos nuestros sentidos bajan a su mínima expresión, pero el instinto de vigilancia se mantiene sobre la puerta y la ventana. Por eso, lo ideal a la hora de dormir es que éstas estén al frente o a los laterales de la cama para que no salgan del campo visual.

Por otro lado, la cama debe estar orientada hacia el norte para que los pies apunten hacia el sur. Al parecer, este es un buen punto para conseguir un sueño reparador.

También es importante no colgar nada encima de la cama y quitar trastos de debajo. Además, una buena cabecera te aportará sensación de seguridad. Por último, intenta no dormir por debajo de la ventana y, si no te queda otro remedio, tápala con una cortina opaca.