Dónde colocar las alfombras
Las alfombras son una parte muy importante de nuestro hogar, sobre todo en esta época en la que el frío nos invade y tenemos que buscar cualquier manera que nos ayude a recibir calor. Antes de decidirte por un modelo en concreto debes analizar su uso y en dónde vas a colocarla, ya que no es lo mismo colocarla en un lugar donde estás siempre que en otro sitio que visitas menos.

Si lo que quieres es ampliar a lo ancho una habitación, coloca en el centro una alfombra de franjas horizontales y parecerá que los espacios son más anchos, si lo que quieres es alargarla, que sean franjas verticales. Las alfombras son muy útiles también para separar ambientes, así que si quieres diferenciar la cocina americana del salón o el salón del comedor, colócala en el medio de ambos lugares y te dará dos ambientes diferentes. Si quieres que la alfombra del salón sea lo que más llame la atención, elige una llamativa y colócala en el centro.

Las alfombras son ideales para estancias como el recibidor, el salón o las habitaciones infantiles. Para las estancias de los más pequeños colócalas partiendo desde el lateral de la cama para que puedan subir y bajar con los pies calentitos y les dé un ambiente más acogedor. Los mejores lugares para colocar las alfombras son los sitios centrales, aunque hay excepciones como las que se ponen como protección a los pies del sofá con la mesa de centro encima.

Si quieres poner alguna alfombra en la habitación puedes hacer lo mismo que en la de los niños, ponerla en el lateral de la cama, una a cada lado, y que su tamaño no sea muy grande, con que tenga la mitad del largo de la cama es suficiente ya que si no te comería demasiado espacio y te limitaría bastante el resto de la decoración.