Dónde colocar las fotografías en el salón
Si hay algo que tienen en común la mayoría de los salones se trata de la presencia de fotografías que, normalmente, se disponen sin tener en cuenta la decoración general de la estancia, lo que provoca una distorsión del conjunto.

También es bastante común que en los salones no haya suficiente espacios libres para poner marcos con fotos, especialmente en los de tamaño reducido, por lo que muchos optan por ponerlos en cualquier parte, corriendo ciertos riesgos estéticos, como sobrecargar los rincones o que la fotos se caigan en el menor descuido. Para que nada de esto te ocurra, a continuación vamos a darte algunos consejos para colocar tus fotografías en el salón.

Fotos apoyadas

Si quieres que tus fotografías estén apoyadas a la pared, puedes añadir superficies nuevas, como estantes empotrados en la pared. Eso sí, la zona debe estar despejada para no recargar el espacio. Por supuesto, también puedes colgar las fotos de la pared.

Dónde colocar las fotografías en el salón

Agrupar fotos

Algo que está muy de moda hoy en día es agrupar varias fotos. Sin embargo, es importante tener en cuenta diferentes aspectos. Por ejemplo, si dos o más marcos que están juntos son muy parecidos, el resultado es de un efecto de monotonía. Por eso, el conjunto resultará más atractivo si se organizan las fotos en tamaños diferentes, o con marcos de distintos colores y materiales. Podrás colgarlos de manera que formen dibujos o esquemas diversos.

Otras alternativas

También puedes colocar tus fotos en línea vertical, es decir, una debajo de la otra. Esta distribución queda bien en espacios más altos que anchos. Debes tener en cuenta que destacará sobre las demás la imagen que se coloque a la altura de los ojos.

Y si no te apetece hacer muchos agujeros en la pared, siempre puedes optar por los portarretratos que incluyen espacios ya delimitados para colocar varias fotos.