Dónde crear un pequeño rincón de trabajo
Hoy en día hay mucha gente que trabaja desde casa, pero las familias cada vez viven en hogares más pequeños (la crisis tiene gran parte de culpa). Por eso, es difícil poder dedicar una habitación como despacho. Sin embargo, con un poco de ingenio es posible crear un rincón de trabajo en un pequeño espacio. Solo tienes que seguir los consejos que te vamos a dar a continuación y dejar volar tu imaginación.

Seguro que tienes espacios muertos en tu hogar que puedes aprovechar para crear tu pequeña oficina. Por ejemplo, puedes usar una esquina olvidada de tu salón, o una rincón desaprovechado entre columnas o ventanas, simplemente colocando un pequeño escritorio o unas baldas. También puedes optar por los muebles multiuso, que hoy en día puedes encontrar en la mayoría de tiendas de muebles. Por ejemplo, coloca una librería con baldas extraíbles para poner el portátil y los papeles. En el resto de estantes podrás colocar el resto de material que necesites.

Dónde crear un pequeño rincón de trabajo
Otra buena idea es colocar un pequeño escritorio en el recibidor. De esta manera rentabilizarás el espacio que normalmente está perdido. Si no quieres recargar el ambiente visualmente, lo ideal es que escojas una mesa acristalada con caballete.

Si tu sofá no está pegado a la pared, puedes colocar el escritorio detrás del respaldo. Quedará mucho mejor si el alto y el ancho son proporcionales a las medidas del asiento.

Además, puedes adaptar un armario, un distribuidor, el hueco de una escalera o trabajar en la cocina. Sin embargo, te recomendamos que nunca coloques tu mini-despacho en el dormitorio, ya que esta estancia debería estar reservada para el descanso.