Dónde no debe situarse el baño según el Feng Shui
Supongo que alguna vez has escuchado hablar del Feng Shui. Incluso, es muy posible que lo hayas puesto en práctica en la decoración de tu hogar, ya que se ha convertido en uno de los recursos más utilizados hoy en día, a pesar de ser una filosofía milenaria.

Para conseguir que el ambiente esté en equilibrio y nos aporte energía positiva, la distribución de los muebles, los colores usados en cada habitación, como también la ubicación del edificio son fundamentales según el Feng Shui. Curiosamente, este arte considera que el baño es el lugar donde se escapan las energías, por lo que es muy importante tener en cuenta su decoración y, también, su ubicación. Si quieres que tu baño no sea un problema para la armonía de tu hogar, aprende dónde debe situarse a continuación.

Dónde no debe situarse el baño según el Feng Shui
Según el Feng Shui, es muy importante que el baño no esté situado cerca de la puerta de entrada, ya que es posible que se lleve toda la energía antes de que ésta empiece a circular por el resto de la casa. Tampoco es adecuado que él cuarto de baño esté situado justo encima de la puerta de entrada en el segundo piso, ya que puede inundar de energía negativa el ingreso del hogar.

Tampoco es buena idea que esté situado sobre la cocina, ya que se relacionaría con el elemento fuego. Esto es mala señal porque podría hacer circular energía negativa en el ambiente de la cocina, lo que sería, según el Feng Shui, dañino para la salud y la prosperidad de la familia.

El baño es un ambiente de purificación y, por tanto, es imprescindible que siempre esté limpio e higienizado para que pueda fortalecer la energía limpiadora y sanadora que habita en la vivienda.