Dormitorio blanco y plata
El dormitorio es el lugar por excelencia para nuestros momentos de relax e intimidad, un lugar que debe ser capaz de transmitirnos paz y bienestar con la simple ayuda de la decoración.

Si quieres conseguir un ambiente como el anteriormente descrito sin renunciar a la elegancia y la sofisticación, decorar tu dormitorio en blanco y plata puede ser una de las mejores opciones.

Dormitorio blanco y plata
Minimalistas, contemporáneos, vintage, rústicos… En este interiorismo no importa tanto el estilo o el tipo de mobiliario que utilices, sino más bien la gracia que tengas para combinar ambos colores entre los muebles y los elementos decorativos.

En cualquier caso, las opciones son múltiples: Puedes utilizar la técnica del blanco sobre blanco para la decoración, pintar tres paredes en blanco y destacar la tercera en color plata o con un papel pintado en estos colores, combinar muebles blancos con algunos otros plateados o destacar los ornamentos de este color sobre las superficies blancas, por ejemplo.

Dormitorio blanco y plata
La idea es conseguir una estancia muy luminosa, amplia visualmente y en la que se respire estilo.

Dormitorio blanco y plata
En este sentido los textiles también tienen mucho que decir, pues de su calidad y su diseño dependerá gran parte de la imagen que proyecte la estancia: Utiliza cortinas de gasa blanca o gris suave para potenciar la luz, contrasta colores entre las colchas y los grandes almohadones así como también tejidos estampados con otros lisos para dar un toque desenfadado a la estancia.

Tranquila, porque que te inspires en estos colores no significa que debas limitarte a ellos a la hora de decorarlo todo, y es que también puedes dar sutiles toques en otros tonos que destaquen como el marrón, el rosa o el rojo, por ejemplo, para dar un poco de personalidad a la estancia.