Dormitorio de estilo rural
De un tiempo a esta parte la decoración introdujo un nuevo estilo que gustó muchísimo y que cada vez se está adaptando a más hogares. Se trata del conocido como rústico y que es de mejor adaptación en viviendas unifamiliares, especialmente si pertenecen al ámbito rural. Con la incursión de este estilo estas casas de campo pueden verse completamente renovadas y modernas, pero sin perder un ápice de su encanto ancestral.

Elementos como piedra y madera juegan un papel importante en este tipo de viviendas, puesto que son el alma de las mismas. Pero los revestimientos no alcanzan ahí sus límites, ya que en la fotografía que hoy te muestro puedes ver cómo un dormitorio de estilo rural deja al aire la pared con aspecto cementado. Esta opción en un piso podría dar la fría sensación de estar en obras, pero en una casa rústica queda completamente bien integrada en el ambiente, mucho más cuando vemos que el techo conserva las vigas de madera a la vista.

El suelo también es muy típico de estos entornos, a modo de baldosa de barro cocido y queda precioso cuando muestra aspecto como descolorido, puesto que le aporta un aire antiguo muy realista. Lejos de lo aparentemente frío que pueda parecer este dormitorio, está dotado con sistemas de calefacción que lo convierten en una zona tan cálida como cualquier otro punto de la casa. Esta buena sensación térmica se ve reforzada por la presencia de la alfombra, que además es un artículo atemporal que ayuda a combinar lo rústico con lo moderno.

En cuanto a esta combinación de estilos y épocas, vemos que aparece muy marcada en la elección del mobiliario, donde observamos piezas como la cama, o las mesitas que conservan la antigüedad; mientras que un moderno ordenador portátil convive en armonía y se ve reforzado por un protector solar que se integra en la decoración rústica nuevamente.