Dormitorio en tonos violetas
El dormitorio es nuestro espacio personal para el descanso y, por lo tanto, un lugar que debe invitarnos al relax y a la desconexión. Existen muchos factores importantes para lograr este apacible ambiente, aunque entre todos ellos la elección del color resulta determinante.

Relajante, moderno y elegante, el color violeta y todos los derivados de su gama son una excelente opción para decorar tu dormitorio desde las mayores superficies hasta los detalles más mínimos.

A continuación te dejamos algunas claves para utilizar este tono en tu dormitorio, así que toma nota e inspírate en algunos de los que te mostramos en nuestra galería de imágenes… ¡seguro que no tardas en decidirte por este color!

Teniendo en cuenta que se trata de un color muy característico y a veces difícil de combinar con otros tonos, nuestro consejo es que procures buscar el contraste con otros colores como blanco, negro, gris o marrón o bien que utilices de forma armónica en la estancia las distintas tonalidades de la variedad que ofrece este color.

Dormitorio en tonos violetas
En este sentido, si lo que buscas es una decoración más bien romántica que cree un ambiente dulce y acogedor lo mejor es que apuestes por los tonos más suaves (como el lavanda, por ejemplo) para las grandes superficies y que des las notas de color más intensas en los elementos secundarios.

Si tu decoración es más bien juvenil y contemporánea, no cabe duda de que pintar alguna de tus paredes en un violeta más intenso o morado dará un toque rompedor a la decoración. Puedes combinarlo con tonos más suaves para mantener el equilibrio o bien contrastarlo con negros y blancos para añadirle todavía más intensidad.

Te recomendamos utilizar esta gama de color para cualquier elemento de la estancia a excepción de suelo y muebles (que sí que pueden tener detalles), pues resultaría demasiado cargante a nivel visual.

¿Cuál es tu estilo?