Dormitorio estilo minimalista
El estilo minimalista es una de las mejores opciones para la decoración de las habitaciones (especialmente las de matrimonio), y es que además de resultar de lo más elegante y sofisticado ayuda a crear espacios amplios y ordenados.

Como recodarás, el minimalismo es aquella tendencia de decoración de interiores basada en el ‘menos es más’ en la que el mobiliario y la ornamentación deben ser mínimos en el espacio.

Pero, ¿cómo conseguir esto en un lugar donde también necesitamos soluciones para el almacenamiento? Echa un vistazo a lo que te contamos y conseguirás resolver algunas de tus dudas.

Dormitorio estilo minimalista
Para empezar debes fomentar los espacios claros y luminosos, por lo que potenciar la luz en el espacio es esencial. Conseguirlo no debería ser complicado si fomentamos el uso de los tonos claros y neutros para las paredes (ya daremos toques de color más adelante), si evitamos abusar del mobiliario y si utilizamos cortinas que permitan un fácil traspaso de la luz.

Madera, aluminio, bronce… No importa el material que escojas para el mobiliario, pero sí que éste sea muy sencillo haciendo uso de las líneas más rectas y lisas.

No abarrotes el espacio con muebles innecesarios y procura solucionar los problemas de almacenamiento en unas cuantas piezas de mucha capacidad; además del armario y alguna cómoda puedes aprovechar el espacio bajo la cama para colocar cajones o un somier.

No abuses de la ornamentación en el espacio: Deja las paredes todo lo libres que puedas, viste tu cama con ropa sencilla (sin volantes ni almohadones) y no utilices lámparas demasiado llamativas en el techo ni tampoco sobre las mesillas de noche.

Si crees que la estancia te pide a gritos que le des un toque de personalidad puedes hacerte con un gran cuadro para la pared sobre la cama, pero procura que este vaya en la línea del resto de la decoración y, sobre todo, que la moldura (el marco) sea muy sencillo o inexistente.

Por último, ten en cuenta que una habitación minimalista debe estar siempre impecable, por lo que no puedes descuidar su limpieza ni un solo día del año.