Dormitorio estilo oriental
Decorar cualquier espacio al estilo oriental es una garantía de que éste se convertirá en el lugar ideal para el descanso y la relajación, un sueño para cualquiera… Y precisamente hablando de sueño, ¿quién no desearía un dormitorio de éstas características?

Los dormitorios de estilo oriental son una idea genial para crear atmósferas cálidas, acogedoras y sobre todo muy, muy relajantes…

¿Te gustaría adaptar el estilo en tu hogar? Pues no pierdas detalle de lo que te contamos, porque conseguirlo puede ser de lo más sencillo si se siguen algunas reglas básicas de este tipo de decoración:

Dormitorio estilo oriental
Colores
Quedan totalmente prohibidos los colores más llamativos y estridentes, y es que en los dormitorios orientales predominan los tonos suaves como los tierra, tostados o beige combinados con otros marrones o grises más oscuros.

Tranquila, porque podrás dar algunas ligeras notas de color a través de los elementos de decoración.

Iluminación
Aunque durante el día lo mejor es aprovechar siempre la luz natural, una de las cosas que hace tan cálidas estas estancias es la suave y tenue luz que las caracteriza. Cubre tus ventanas con cortinas en los colores anteriormente mencionados, escoge bombillas de baja intensidad y lamparillas de telas en tonos beige, por ejemplo.

Mobiliario
Toda la estancia sigue de cerca las líneas de decoración minimalista, y lo cierto es que el mobiliario es una de las cosas en las que más se aprecia esta similitud: Pocas piezas ocupando el espacio, muebles de líneas rectas, lisas y sencillas en maderas de buenísima calidad, etc. Las camas de baja altura y los armarios de puertas correderas van a la perfección con esta decoración.

Decoración
La ornamentación debe ser sencilla y natural: Bastará con algún relajante cuadro, una ligera alfombra y, sobre todo, plantas que puedan dar un aire más natural al espacio. El bambú es uno de los ejemplares más utilizados en estos casos.

Textiles
Lo mejor para estos espacios es escoger las telas naturales en colores claros, no importa si son lisos o si cuentan con algún estampado de estilo oriental (no abuses de las típicas letras chinas).