Dormitorio juvenil en negro y rojo
A lo largo de todo el 2011 hemos visto como las combinaciones cromáticas dentro de un mismo mobiliario fueron incorporándose a la decoración del hogar de un modo casi imperioso, un estilo de conjugar colores en donde la combinación del rojo con el negro se ha llevado la palma, ya fuera en solitario o en compañía del blanco. Esta moda se ha visto mucho en estancias comunes a toda la casa como pueden ser la cocina y el salón o sala.

En esta ocasión le toca el turno de disfrutarla a un dormitorio juvenil que ha sido amueblado con la exitosa combinación de esos dos colores tan impropios hasta ahora para una habitación, con la variedad de que el toque de luz lo aporta el color natural de la madera de algunas piezas que no han sido pintadas así como una pared que también se muestra desnuda en la gama de los beige. El resto de los elementos elegidos para decorar este dormitorio, incluidos suelo y alfombra, juegan con el rojo y el negro.

De hecho, es precisamente en el suelo y en la pared donde se ha realizado más uso de este estilo cromático, pudiendo llegar a ser un poco exagerado a mi parecer, puesto que no cumple la máxima de iluminación que se requiere para satisfacer una rutina de estudio concentrado, una carencia que se ve magnificada al distribuir los muebles de modo que la mesa escritorio quede situada tan lejos y de espaldas a la ventana.

En cuanto al sentido práctico y estético de este dormitorio, sí que cumple un diseño que puede gustar a muchos jóvenes y que también favorezca el orden gracias a la existencia de cajones, estantes y puertas ciegas, algo que satisfará mayormente los gustos de los adultos de la casa, siempre más pendientes de todo lo que conlleva un hogar recogido y organizado.