Dormitorio juvenil perfectamente amueblado
La adolescencia es una edad en la que las personas pasan por numerosos cambios hormonales y sociales en los que más van apareciendo cambios de conducta con respeto a la línea seguida a esta esa etapa. En lo que a decoración del hogar incumbe este dato, es sabido por todo el mundo que la habitación de un joven suele ser el tema central de la mayoría de las discusiones familiares, especialmente por la falta de orden que suele haber en estos espacios, algo que siempre desespera a los adultos de la casa.

Desde un punto tan práctico como pedagógico, lo ideal sería acostumbrar al joven a recoger y así evitar estas broncas típicas de la adolescencia. Pero bueno, en cualquier caso algo que siempre te ayudará a que tu hijo adolescente tenga su cuarto perfectamente recogido es el mobiliario que hayas elegido para decorar su habitación. Éste siempre ha de ser por encima de todos los factores altamente funcional, para evitar así innumerables cachivaches que sólo contribuyan a un mayor desorden.

Para conseguir un dormitorio juvenil perfectamente amueblado hay que tener en cuenta que hablamos de un tramo de edad en el que el estudio ha de ser una constante durante bastantes años. En este sentido, hay que dotar a la estancia con una mesa escritorio con los accesorios básicos e imprescindibles para que colaboren a una buena organización y no a acumular trastos sin sentido. Para ello es importante que las dimensiones de dicho escritorio sean las justas por necesidad.

Encima del escritorio yo soy más partidaria de estantes con puertas que de baldas al aire. La cuestión es que le sirvan de archivadores y no para decorar con fotos y recuerdos que sólo le distraerán. Un imprescindible del dormitorio juvenil es la estantería, una pieza que conviene que sea de una altura completa para que así los libros adquiridos con el tiempo puedan seguir sumándose a una colección que nunca se mostrará atiborrada en exceso.